Emotional Development Autocontrol: Cómo ayudar a su niño de ocho años a hacer elecciones responsables

Las emociones influyen en el comportamiento. Parte de crecer es aprender a administrar nuestras emociones y ejercer el autocontrol para que podamos tratarnos a nosotros mismos y a los demás con respeto. Los niños de ocho años de edad pueden articular la diferencia entre una conducta adecuada y la inadecuada en la casa, la escuela y situaciones públicas. Ellos pueden hablar acerca de cómo su comportamiento afecta a las personas a su alrededor, y esto puede inspirarles a hacer mejores decisiones y ejercer el autocontrol. Aliéntelos a buscar ayuda cuando se sientan abrumados por el estrés, el enojo, el miedo o la confusión.

Ayude a su niño a desarrollar y practicar el autocontrol:

Practicar el control cognitivo

El área del cerebro encargada del enfoque y la atención sigue creciendo hasta casi la edad adulta temprana. Anime a los niños a leer libros, jugar a los juegos que requieren atención al detalle, construir estructuras complejas con bloques, a armar rompecabezas o practicar una pieza musical una y otra vez –todas éstas actividades fortalecen la capacidad de los niños para fomentar el control de sí mismos.

Down The Tubes

The Odd Squad needs help fixing their transportation tubes. Your child can practice math concepts including measurement, addition and spatial reasoning skills while helping the Odd Squad make the needed repairs.

Play This Game

Reconocer cuando ellos ejercen el autocontrol

Cuando su hijo se siente tentado a responder de una manera, pero lo resiste, reconozca su autocontrol. Esto puede oírse algo así: "¡Tu hermana chocó contra ti y te dieron ganas de gritarle, pero te detuviste! ¡Buen trabajo!"

Cambiar la situación

Una estrategia sencilla y eficaz para fomentar el autocontrol consiste en cambiar la situación a fin de reducir la tentación. Por ejemplo, si usted está tratando de comer alimentos nutritivos, el no tener dulces en casa facilitará que tome decisiones saludables. Enseñar a los niños esta estrategia consiste en ayudarles a pensar de antemano en lo que podrían hacer para "cambiar la situación". Por ejemplo, pregúnteles: "Parece que a veces tú y tu amigo empiezan a juguetear en la escuela durante el rato de lectura tranquila. ¿Qué podrías hacer para cambiar la situación?" o "Te frustras cuando es hora de limpiar tus juguetes e ir a la cama. ¿Qué podrías hacer para cambiar esta situación?".

Enseñarles estrategias sencillas

Los niños de todas las edades a veces se sienten abrumados por emociones o impulsos, y necesitan herramientas simples que puedan utilizar para recuperar su equilibrio y tomar buenas decisiones. Usted puede ayudar a los niños a madurar dándoles similares estrategias, sencillas y memorables. Si un niño está teniendo dificultades con un comportamiento agresivo en particular, ayúdele a verbalizar lo que no debe hacer y lo que sí puede hacer, diciéndole: "Cuando me enojo, yo no debo golpear o gritar, pero yo puedo irme, dar una pisada fuerte o apretar mi pelota". También puede ponerle el ejemplo de la relación entre los estados de ánimo y el hecho de comer saludable, y hacer ejercicio y dormir: "A veces cuando estoy frustrado, como una merienda saludable o hago una siesta que me ayude a sentirme mejor".

Help Your Child Manage Emotions with Arthur

Whether facing down a bully, worrying about a new teacher or being the very last person on earth to lose his baby teeth, Arthur and his friends manage to solve their crises with imagination, kindness and a lot of humor.

Find Activities

Activity Finder: Learn With Your Eight-Year-Old

Explore our Age-by-Age Guide: