Support for PBS Parents provided by:


  • Cat in the Hat
  • Curious George
  • Daniel Tiger
  • Dinosaur Train
  • Odd Squad
  • Peg + Cat
  • Sid the Science Kid
  • Super Why!
  • Wild Kratts
  • Martha Speaks
  • WordGirl
  • Thomas & Friends
  • Arthur
  • Sesame Street
  • The Electric Company
  • Cyberchase
  • Between the Lions
  • Mama Mirabelle
  • Caillou
  • Chuck Vanderchuck
  • Oh Noah
  • Fetch!
  • Fizzy's Lunch Lab
  • Maya & Miguel
  • Mister Rogers
  • Postcards from Buster
  • Clifford
  • SciGirls
  • Wilson & Ditch
  • WordWorld
  • DragonFly TV
  • ZOOM
Página Principal »

TV y Películas: Preadolescentes


Father and Son with camera

Cuando se trata de la TV, una de las herramientas más útiles que ustedes pueden darle a su hijo preadolescente es el poder de cuestionar. Ayuden a que su hijo entienda que todos los programas son creaciones realizadas por personas, en vez de que acepten que lo que está en la pantalla es una verdad objetiva. Un publicista podría escoger la serie de TV porque va a impulsar las ventas de su producto. Un director puede seleccionar ciertos tipos de guiones para contar una historia cautivadora. Y un producto puede influir en la manera cómo las imágenes son editadas para atraer el interés de una mayor audiencia y éxito económico.

Mientras más se haga preguntas su preadolescente sobre cómo, por qué y con qué propósito ha sido realizado un programa, más sofisticada será su capacidad de comprensión sobre la programación de la TV.

8 formas para convertir a su hijo en un telespectador activo

  1. Ayuden a que su hijo desarrolle una reacción crítica ante lo que ve en la TV.

    Inicien la conversación preguntándole a su hijo sobre lo que piensa ("¿Te gustaría ser ese personaje?"), si es que piensa que el programa refleja su vida ("¿Conoces a alguien que se vea o actúe de esa forma?") o sobre lo mucho que sabe acerca de la producción de los programas televisivos ("¿Tú que crees: era el actor o un doble?"). Objeten contestándole a la TV cuando el programa no haga sentido o cuando un anuncio sea irrealista.
  2. Señalen los elementos que integran un programa.

    Use el vocabulario cinematográfico sencillo cuando ustedes observen cómo hablan los personajes (el lenguaje se llama "diálogo"), la manera como viven (la casa, la escuela o el lugar de trabajo se conocen como los "sets") y la forma como debe comportarse (es la "la trama principal, la trama secundaria, una situación de suspenso y los giros inesperados"). Señálenle los efectos convencionales tales como las bandas de sonidos de carcajadas o de presencia de un público en vivo utilizados en las series cómicas de media hora de duración; las tramas secundarias entretejidas a lo largo de las telenovelas de una hora de duración; los elementos irreales en los programas de "casos de la vida real"; o el punto de vista dominante que lleva un documental.
  3. Coméntenle a su preadolescente acerca del fuerte vínculo que existe entre la programación de la TV y la publicidad.

    Pídanle a su hijo que piense acerca del atractivo del programa y los productos que sus comerciales tratan de vender. Podrían preguntarle sobre un anuncio en particular, "¿Quién crees que está viendo este programa? ¿Qué es lo que los vendedores están tratando de vender? ¿Qué tal te hizo sentir ese anuncio?"
  4. Inspiren a su hijo para que se mueva y no solamente observe.

    Si hay algo que le interesa a su hijo, anímenlo para que aprenda más sobre eso y pida prestados libros o visite un sitio Web sobre el tema. Para ver si una idea de un programa es verdad, él podría hacer el experimento para ver si es cierto o podría preguntarle a su maestra al respecto. O bien, él podría enviar una carta a la estación de TV o al productor pidiendo información adicional sobre los antecedentes del programa.
  5. Averigüen qué es lo que su hijo piensa que es real.

    No hay forma de saber lo que su hijo preadolescente piensa de las cosas que observa y escucha en la TV si no le pregunta. Averigüen si él está formando una imagen irreal de la manera cómo la gente se ve y se comporta, lo que él piensa que es la mejor forma de resolver conflictos, y la conexión que está haciendo entre su persona y los actores de la TV y los comerciales.
  6. Tengan a la mano sugerencias para cuando su hijo se queje de que "¡no hay nada que hacer!"

    Si su hijo o hija tiene tendencia a cambiar de un canal de la TV a otro cuando está aburrido(a), aconséjenle que en vez de aburrirse ponga manos a la obra: puede escribir una carta al productor o a la estación acerca de lo que le gusta y le desagrada de un programa o una cadena de televisión. Ayúdenle a que cómo hábito haga su lista de actividades a realizar, que tendrá en reserva, en lugar de estar viendo la TV. !¡Y qué no se les olvide, hagan ustedes también una lista para ustedes!
  7. Hagan que su familia deje de ver por un rato la TV.

    Consideren la opción de participar en la Semana Nacional para Apagar la TV. O busquen otro momento -- durante unas vacaciones familiares, tal vez -- para experimentar con el hecho de dejar de ver los programas que normalmente ven. Comenten entre sí la experiencia. Discutan sobre la posibilidad de cambiar los hábitos familiares de ver la TV.
  8. Mantenga a su hijo en movimiento.

    Si la TV está haciendo que el niño disminuya su actividad física, establezcan una nueva rutina que haga que se levante y entre en movimiento. Si tiene una TV en su recámara, cámbienla a una estancia en común.
Support for PBS Parents provided by: