Support for PBS Parents provided by:


  • Cat in the Hat
  • Curious George
  • Daniel Tiger
  • Dinosaur Train
  • Peg + Cat
  • Sid the Science Kid
  • Super Why!
  • Wild Kratts
  • Martha Speaks
  • The Electric Company
  • WordGirl
  • Thomas & Friends
  • Cyberchase
  • Arthur
  • Sesame Street
  • Between the Lions
  • Mama Mirabelle
  • Caillou
  • Chuck Vanderchuck
  • Oh Noah
  • Fetch!
  • Fizzy's Lunch Lab
  • Maya & Miguel
  • Mister Rogers
  • Postcards from Buster
  • Clifford
  • SciGirls
  • Wilson & Ditch
  • WordWorld
  • DragonFly TV
  • ZOOM
Página principal » La comunicación con un niño enfermo »

Cómo reaccionan los niños


¡¡NUNCA me voy a aliviar!! Parece como que te has de sentir muy mal.

No espere que su hijo obre con lógica.

"Si un niño está muy enojado, no discuta o se enfrente a sus sentimientos. En cambio, compréndalo y manténgalo ocupado en una actividad tranquilizante. Sólo hasta que se haya calmado deberá usted de tratar de hablar en forma lógica y realista."

Dr. Stanley Greenspan

Autor, El Niño Seguro (The Secure Child)

Los niños experimentan el dolor y la enfermedad en forma diferente que los adultos:

Puede ser que su hijo enfermo retroceda emocionalmente un poco. Puede que el niño no se comunique tan bien con usted cuando está enfermo. "Algunos niños que normalmente son muy expresivos verbalmente se volverán menos comunicativos cuando están enfermos o lesionados. Adapte la estrategia de comunicación a los sentimientos y al estado de salud de su hijo", recomienda la Dra. Susanna Neumann.

Puede que su hijo no describa su enfermedad en forma precisa. Esto puede dificultar el diagnóstico del problema. "Un niño que se queja de que le duele la cabeza podría más bien tratar de describir un dolor de oído ya que el dolor no está localizado en su oído. O podría decir "tengo hambre", cuando que en realidad lo que siente son náuseas", comenta la Dra. Elizabeth Goldman, Profesora de la Clínica de Pediatría del Colegio de Medicina Albert Einstein, en la Ciudad de Nueva York.

Puede que su hijo no se dé cuenta de que se aliviará. "Normalmente, los niños pequeños no saben que el dolor o la enfermedad disminuyen o desaparecen a la larga, porque no tienen la experiencia de vida como para saber que esto será pasajero", señala el Dr. Benjamín Kligler. Los niños viven en el presente y no tienen la habilidad para distanciarse o examinar la situación con objetividad.

Puede que su hijo le eche a usted la culpa de su enfermedad. Podría ser que se enoje porque usted no es capaz de hacer algo para que se sienta bien inmediatamente. En el trasfondo del arrebato de su hijo, lo que realmente puede suceder es que le diga: "¿Por qué no sabes qué hacer?" o "¡Yo estoy poniendo todo de mi parte, pero no estoy mejorando!". Estos arrebatos pueden dejar a los padres sintiéndose incapacitados o enojados. "Trate de no reaccionar al contenido del arranque del niño, pero a cambio responda al motivo del niño", Susanna Neumann recomienda. "Usted podría decirle: 'A mí también me gustaría que tu garganta dejara de dolerte. Yo sé que estás poniendo todo de tu parte para aliviarte rápidamente'." De esta forma, usted reconoce el deseo que no ha podido expresar su hijo, en vez de reaccionar a sus palabras.

Cómo responder

Support for PBS Parents provided by: