Support for PBS Parents provided by:


  • Cat in the Hat
  • Curious George
  • Daniel Tiger
  • Dinosaur Train
  • Odd Squad
  • Peg + Cat
  • Sid the Science Kid
  • Super Why!
  • Wild Kratts
  • Martha Speaks
  • WordGirl
  • Thomas & Friends
  • Arthur
  • Sesame Street
  • The Electric Company
  • Cyberchase
  • Between the Lions
  • Mama Mirabelle
  • Caillou
  • Chuck Vanderchuck
  • Oh Noah
  • Fetch!
  • Fizzy's Lunch Lab
  • Maya & Miguel
  • Mister Rogers
  • Postcards from Buster
  • Clifford
  • SciGirls
  • Wilson & Ditch
  • WordWorld
  • DragonFly TV
  • ZOOM
Página principal »

A sanar y a mantenerse sanos


Al lavarte las manos enjuagas a los microbios. | Este lavabo es justo de mi tamaño.

Haga de los hábitos saludables un juego

"Si su hijo pequeño opone resistencia para lavarse las manos o se las lava muy rápidamente, busque la manera para volver este acto en algo divertido. Cante su cancioncita favorita, por ejemplo "Feliz cumpleaños", o recítele su verso favorito o simplemente cuenten juntos hasta 20."

Dr. Elizabeth Goldman

Profesora de Pediatría Clínica Albert Einstein College of Medicine, Ciudad de Nueva York

Un niño con catarro o que sufre una lesión persistente puede empezar a sentir que nunca se va a aliviar. Los expertos recomiendan en estos casos que usted le insista a este niño desanimado en que sí se va a aliviar y que usted lo ayudará a que se alivie.

"El hecho de desarrollar una actitud positiva acerca del restablecimiento es muy importante. Usted puede comunicárselo a cada niño de forma diferente, según la edad, etapa de desarrollo y personalidad", comenta el Dr. Stanley Greenspan, autor del libro 'Creación de Mentes Sanas' (Building Healty Minds). "Algunos niños pueden hablar acerca de que van a mejorar con usted. Otros, particularmente los más pequeños, pueden entenderlo mejor a través del juego. Los niños mayores ya tienen figurado un plan que usted podría apoyar."

Por supuesto, también es importante comunicarle la manera cómo se practican hábitos saludables que mantienen bien a los niños. Los doctores recomiendan que los padres se conviertan en los modelos de la salud cuyo ejemplo han de seguir. "¡No solamente lo diga -hágalo usted mismo!", recomienda el Dr. Benjamín Klingler. Así es que, si usted desea que su hijo tome el desayuno, desayune usted con él. Si desea que su hija cruce la calle en forma segura, espere al cambio de luz para cruzarla. Mientras más pronto o a más temprana edad empiece, más fácil le será ayudar a que su hijo desarrolle hábitos saludables de por vida.

He aquí unas formas para poner en acción algunas prácticas saludables:

Haga que lavarse las manos se convierta en una rutina habitual. Los pediatras recomiendan que todo mundo se lave las manos al llegar a la casa y antes de comer. Use agua tibia y jabón y lávese durante 20 segundos. Explíquele a sus hijos más pequeños por qué esto es importante diciéndoles: "Cuando tú te lavas las manos se enjuagan los microbios que pueden hacer que te enfermes".

Fomente que los niños se sientan orgullosos de lavarse los dientes. Usted puede animar a un niño pequeño diciéndole: "Cuando tú te lavas los dientes, enjuagas a los microbios y mantienes tu sonrisa hermosa y feliz". Luego, le puede pedir que le muestre su sonrisa. Muchos de los niños más pequeños pueden llegar a sentirse tan orgullosos de esto, que puede ser que quieran cepillarse los dientes ellos mismos. "Si su hijo pequeño quiere hacerlo él mismo, deje que lo haga en la mañana", aconseja el Dr. David Levine, dentista pediátrico. "Para los niños más pequeños, la cepillada más importante es la de la noche."

Establezca un cronómetro para lavarse los dientes. El Dr. Levin también recomienda que le dé a su hijo(a) su propio cronómetro (o que le active uno). Esto convierte el lavado de los dientes por un lapso más prolongado en algo divertido para los niños y los mantiene en ello. Para establecer el lapso exacto, consulte a su dentista. Podría ser que un niño pequeño sólo necesite 30 segundos, mientras que los niños mayores necesiten dos minutos.

Deje que sus hijos escojan sus propios alimentos saludables. Establezca una gaveta llena de refrigerios con los alimentos que usted y su doctor consideren saludables, tales como nueces, galletas alimenticias, cereales, etc. Permita que sus hijos se sirvan ellos mismos a intervalos razonables (no justo antes de cenar). De esta forma, ellos aprenderán a hacer elecciones saludables por su cuenta -sin rezongos.

Hagan ejercicio los dos juntos. A la mayoría de los niños les encanta correr y hacer ejercicio. Pero si a su hijo no le gusta, empiece a enfocarse a los aspectos positivos. "Si su hijo pasa demasiado tiempo con los videojuegos y no está haciendo ejercicio suficiente, explíquele que el ejercicio produce buenas sensaciones y le da más energía. Relaciónelo con aquello que produce sensaciones agradables", dice el Dr. Benjamín Kligler. "Si su hijo le tiene miedo al deporte (por ejemplo, al nado), métase a la piscina junto con él y tomen la clase los dos."

Cómo hablar acerca de que uno se alivia

Support for PBS Parents provided by: