Support for PBS Parents provided by:


  • Cat in the Hat
  • Curious George
  • Daniel Tiger
  • Dinosaur Train
  • Peg + Cat
  • Sid the Science Kid
  • Super Why!
  • Wild Kratts
  • Martha Speaks
  • The Electric Company
  • WordGirl
  • Thomas & Friends
  • Cyberchase
  • Arthur
  • Sesame Street
  • Between the Lions
  • Mama Mirabelle
  • Caillou
  • Chuck Vanderchuck
  • Oh Noah
  • Fetch!
  • Fizzy's Lunch Lab
  • Maya & Miguel
  • Mister Rogers
  • Postcards from Buster
  • Clifford
  • SciGirls
  • Wilson & Ditch
  • WordWorld
  • DragonFly TV
  • ZOOM
Página principal » Maneras positivas de hablar »

Tome en cuenta la opinión del niño


¡Odio la escuela! ¿Qué es lo qué más odias de la escuela?

Reconozca los sentimientos de su hijo con una pregunta

“Al igual que los adultos, los niños desean sentir que sus opiniones tienen importancia —y a menudo uno consigue que se enojen cuando se les dice que no tienen razón. El hecho de contradecir inmediatamente la opinión de su hijo se exagera y se convierte en un debate sobre quién tiene la razón. En cambio, una pregunta específica relativa a la situación podría motivar una discusión útil.”

Michael Thompson, Ph.D.

Coautor, Criar A Caín, Asesor Principal de Proyecto

Vea la situación a través de los ojos de su hijo. ¿Usted sabe lo que se siente cuándo su jefe o su socio le dicen: “Esto es ridículo” o le insisten en que le tiene que gustar algo que usted realmente detesta? Los niños sienten lo mismo cuando sus padres les dicen: “Tú no sabes lo que eso es realmente” o “¡No puedo creer que hayas dicho eso!”.

Reconozca los sentimientos de su niño. En respuesta a la afirmación de su hijo, usted podría decir simplemente: “Me alegra saber eso” o “Entiendo”. Ocasionalmente, este reconocimiento es todo lo que su hijo necesita oír.

Procure no contradecir la declaración de su hijo en forma inmediata, aún cuando usted piense que él está equivocado. Escúchelo antes de decir no. Si su hijo le dice: “No quiero ir más a la escuela”, en vez de decirle: “Tienes que ir”, usted podría preguntarle: “¿Qué es lo peor de la escuela?”.

Escuche la petición de su hijo sin juzgarlo o corregirlo. El buen maestro le ofrece al niño la ocasión de explicarse primero, aún cuando no tiene razón. La misma técnica funciona en casa.

SIGUIENTE: Pare y piense

Support for PBS Parents provided by: