Support for PBS Parents provided by:


  • Cat in the Hat
  • Curious George
  • Daniel Tiger
  • Dinosaur Train
  • Odd Squad
  • Peg + Cat
  • Sid the Science Kid
  • Super Why!
  • Wild Kratts
  • Martha Speaks
  • WordGirl
  • Thomas & Friends
  • Arthur
  • Sesame Street
  • The Electric Company
  • Cyberchase
  • Between the Lions
  • Mama Mirabelle
  • Caillou
  • Chuck Vanderchuck
  • Oh Noah
  • Fetch!
  • Fizzy's Lunch Lab
  • Maya & Miguel
  • Mister Rogers
  • Postcards from Buster
  • Clifford
  • SciGirls
  • Wilson & Ditch
  • WordWorld
  • DragonFly TV
  • ZOOM
Página principal » Maneras positivas de hablar »

¡Aliviánese!


¡Qué tontería! ¡Auch! ¡Eso hiere!

Pruebe el humor en vez de la cólera

“Si usted encuentra el tono correcto, el humor puede resultar ser una manera increíblemente eficaz para conseguir que los niños y sus padres rían en situaciones difíciles. Tenga presente que los niños más jóvenes toman todo literalmente y puede que no siempre entiendan el chiste, pero igual les gustará reírse junto con su padre o madre. Además, los niños en edad escolar odian el sarcasmo dirigido hacia ellos, pero les encanta formar parte de una broma ingeniosa.”

Michael Thompson, Ph.D.

Coautor, Criar A Caín. Asesor Principal de Proyecto

Use el humor —pero no a costas de su hijo. No todos los conflictos necesitan resolverse con una discusión seria. El humor es a veces la mejor salida. ¡Usted podría decir: “¡Auch!, eso duele”, en vez de decir: “¡Niño, no me hable usted de esa manera!”. En vez de “¡Limpia tu cuarto ahora mismo!”, podría decir: “¡Este lugar parece un laboratorio de biología! Todavía no veo los hongos, pero no tardan en brotar!”.

Intente un enfoque juguetón, no crítico. Si usted está batallando para que su hijo en edad preescolar se ponga algo, intente decir: “¡Veamos que le podemos poner a tu muñeca y luego busquemos algo parecido para ti!” Usted podría bromear con su hijo en edad escolar diciendo “pero, ¡qué tonto(a) soy!” en vez de criticarlo por haberlo(a) criticado(a) a usted. También podría incluso sugerirle que dispone de diez minutos para realizar su actividad favorita antes de ponerse a hacer la tarea.

Enfóquese a lo positivo antes de traer a colación lo negativo. Si por ejemplo, su hijo le hace una broma práctica que resulta en un tiradero, usted podría decirle: “¡Qué listo! ¡Qué ingenioso! ¡Ahora, limpia todo!”. Si él trae a casa una prueba con errores, que su primer comentario se enfoque a sus aciertos, antes de discutir lo que él hizo mal.

Admita sus errores. Pídale a su hijo su ayuda para determinar lo que hay que hacer. A los niños les encanta oír que sus padres admiten haberse equivocado. Usted podría decir: “¿Estoy haciendo todo un lío de esto, verdad? ¿Debemos buscar otra forma de resolverlo?”.

Cuente una historia divertida de cuando usted era niño. A la mayoría de los niños les encanta oír historias de sus padres cuando eran niños. Usted puede abordar un asunto difícil describiendo lo qué le sucedió en una situación similar cuando usted era niño. Sin embargo, no convierta todas las conversaciones en historias de usted. El hecho de decir constantemente: “Sé bien lo que sientes, déjame contarte lo que a mi me sucedió” podría molestar más al niño que divertirlo.

SIGUIENTE: Usted está hablando con un niño

Support for PBS Parents provided by: