Support for PBS Parents provided by:


  • Cat in the Hat
  • Curious George
  • Daniel Tiger
  • Dinosaur Train
  • Odd Squad
  • Peg + Cat
  • Sid the Science Kid
  • Super Why!
  • Wild Kratts
  • Martha Speaks
  • WordGirl
  • Thomas & Friends
  • Arthur
  • Sesame Street
  • The Electric Company
  • Cyberchase
  • Between the Lions
  • Mama Mirabelle
  • Caillou
  • Chuck Vanderchuck
  • Oh Noah
  • Fetch!
  • Fizzy's Lunch Lab
  • Maya & Miguel
  • Mister Rogers
  • Postcards from Buster
  • Clifford
  • SciGirls
  • Wilson & Ditch
  • WordWorld
  • DragonFly TV
  • ZOOM
Página principal » Maneras positivas de hablar »

Usted está hablando con un niño


¡No me quiero lavar los dientes! ¡A que te puedo perseguir al baño!

Use los juegos para convertir las luchas de voluntades en un juego

“ A los niños les encantan los juegos. En vez de decir: 'Tienes que lavarte AHORA MISMO los dientes e irte a acostar' usted puede decir: ‘¿Quieres que te corretee al baño para que te cepilles los dientes o prefieres que te cargue y te lleve en hombros?' Si bien el juego le tomará unos cuantos minutos extra, también puede ahorrarle muchos minutos de lucha —¡además que será un montón de diversión!.”

Gillian McNamee, Ph.D.

Director de la Educación al Profesorado, Instituto Erikson Institute

Recuerde que usted es más grande que su hijo así que—póngase a su nivel. Imagínese lo que se debe sentir tener que mirar para arriba a alguien, desde el piso, cada vez que uno quiere hablar o tratar de captar la atención de alguien. Para ayudar a que su hijo o hija le escuche, agáchese hasta su nivel y establezca contacto visual. Esto envía la señal de que usted está escuchando y de que le importa lo que él o ella está pensando.

Ofrezca opciones limitadas. Las opciones dan a los niños un sentido de que están en control de la situación. En vez de decir: “Es la hora de vestirte”, usted puede decir: “¿Quieres la camisa roja o la azul?”. Ofrézcale dos opciones, no cinco o seis. Usted podría decir: “¿Quieres guisantes (arbejas) o ejotes (judías)?” o “¿Qué prefieres: cepillarte los dientes primero o peinarte el pelo?”.

Hable tan sencillamente como le sea posible. Una respuesta de una oración puede resultar ser mucho más eficaz que una explicación larga. Los niños quedan satisfechos a menudo con una simple respuesta directa que aborde su preocupación principal. Una explicación muy larga podría confundir o aburrir a su hijo.

Escriba notas. A veces los niños mayores responden mejor a una nota escrita que a una queja verbal. Usted podría dejarle esta nota: “¡Anota aquí por favor la hora en que estarás de nuevo en casa!” o “Hoy es el día que te toca limpiar tu cuarto”. Algunos niños pueden disfrutar del hecho de escribir listas y llevar registros ellos mismos como la manera de solucionar problemas con usted.

SIGUIENTE: Escúchese usted a sí mismo hablar

Support for PBS Parents provided by: