Visit Your Local PBS Station PBS Home PBS Home Programs A-Z TV Schedules Watch Video Donate Shop PBS Search PBS
El Niño Entero
Hablemos de Eso
Formar las Destrezas de Lenguaje y de Alfabetización
ABCs del Desarrollo del Niño
Para Los Padres
Para Proveedores de Educación y Cuidados Tempranos
Artículo
Artículo

Hacer o No Hacer
Hacer o No Hacer


Pruebe Esto En La Casa
Pruebe Esto En La Casa



También del Interés

FAQ's
FAQ's


La Lista De La Lectura
La Lista De La Lectura




Los niños pequeños tienen muchas formas de comunicarse, incluidos los sonidos, los gestos, las expresiones faciales y el lenguaje corporal; pero una vez que empiezan a dominar el lenguaje, pueden hacer saber con más facilidad a padres y otras personas encargadas de cuidarlos lo que quieren o necesitan, lo que sienten y lo que les sucede. Aparece un buen dominio del lenguaje que va de la mano con la habilidad de pensar lógica y creativamente. Todos los adultos importantes en la vida de los niños, y especialmente los padres, desempeñan un papel importante al ayudar a los niños pequeños a desarrollar las destrezas del lenguaje verbal y a construir una buena base para, más adelante, leer y escribir.

Hablar con Bebés y con Niños Pequeños
A los bebés les encanta que les hablen. Los intercambios de sonidos, de gestos o de expresiones no sólo establecen el trabajo de base para la conversación, ayudan también a los bebés a desarrollar el sentido de la reciprocidad y las concesiones mutuas que subyacen en las relaciones estables. Al escuchar y observar a los niños con interés real y al responder de una manera que continúe el intercambio, usted les hace saber que serán atendidos y que se les responderá.

Una vez que los niños empiecen a hablar, asegúrese de darles tiempo para formular lo que quieren decir. Una de las cosas más importantes que usted puede hacer para alentar el crecimiento del lenguaje es esperar pacientemente a que su niño formule sus pensamientos o responda a una pregunta. También puede hacer preguntas de respuesta abierta que requieren como respuesta más de un sí o un no, incluidas preguntas de las que usted no conoce previamente la respuesta.

Cuando los padres hablan a los bebés, a menudo lo hacen lenta y melódicamente, usando una forma de habla a la que, en inglés, los expertos se refieren como "parentese". Ésta es exactamente la clase de habla que mejor conviene para ayudar a que los bebés aprendan a hablar. Para captar la atención de su bebé es útil ser vivaz y variar el tono y la altura de su voz. También es útil hablar lenta y claramente, y repetir palabras y frases. Sin embargo, no subestime la comprensión de su bebé acerca de lo que usted está diciendo. Mucho antes de que puedan responder con palabras, los bebés y los niños pequeños pueden entender mucho de lo que se les dice.

Busque oportunidades para dar a los niños algo real sobre lo cual hablar que sea interesante para ellos. La atención de los niños puede dispersarse cuando se espera que hablen de algo abstracto o de algo que nunca experimentaron. Es más probable que respondan cuando la conversación se basa en experiencias reales, concretas y vividas. Por ejemplo, pedir a los niños que hablen sobre formas en las que podrían transportar agua por encima de un arenero o macetero presenta un desafío a sus habilidades para resolver problemas a la vez que hace que el tema siga siendo real y relevante para ellos. Ellos pueden hacer que la conversación sea aún más real aportando sus ideas para ver si realmente funcionan. Aliente a los hermanos o compañeros de juego a hacerse preguntas mutuamente o a conversar. De esa manera, los niños aprenden que hablar puede ser divertido, satisfactorio y útil en la formación de relaciones.

Bilingüismo
En el mundo actual, hablar más de un idioma es una gran ventaja. Al mismo tiempo, para funcionar en nuestra sociedad, los niños deben ser capaces de hablar, leer y escribir bien en inglés. Pero hablar inglés no significa que los niños tengan que renunciar a hablar su primer idioma. No hay manera más agradable de respetar los antecedentes étnicos o culturales de los niños que recibir bien y alentar el uso del idioma o dialecto de su hogar en otras situaciones, incluido el preescolar.

Lograr un sentido de pertenencia a la escuela ayuda a los niños a transformarse en buenos lectores. Aun cuando los maestros no hablen el idioma de su hijo, usted puede ayudarlos a aprender algunas palabras o frases esenciales, empezando por la pronunciación correcta del nombre de su hijo y los apellidos de su familia. Ayude a los maestros a aprender sobre la cultura y la herencia de su familia. Comparta canciones y cuentos de su lenguaje nativo así como costumbres culturales.

Alfabetización Incipiente
Lograr la alfabetización (la habilidad para leer y escribir con facilidad) es una parte esencial del aprendizaje del lenguaje. Para alcanzar la alfabetización, los niños deben adquirir primero muchos conceptos y estrategias básicos, que incluyen la conciencia de los sonidos que forman el lenguaje, la habilidad para rimar sílabas y palabras, y la familiaridad con materiales impresos. Al jugar con juegos de lenguaje con sus niños (pidiéndoles que hagan rimas o que piensen en palabras que empiezan con el mismo sonido), usted puede ayudarlos a prepararse para la lectura.

Una de las cosas más importantes que puede hacer para fomentar las destrezas de alfabetización de los niños es leerles en voz alta todos los días y alentar a hacer lo mismo a otras personas encargadas del cuidado de los niños y a los maestros. Conversen sobre el cuento mientras leen juntos, teniendo presente que la conversación que rodea al cuento es tan importante como el cuento mismo. A medida que el niño da vuelta a las páginas, pídale que señale las cosas que le interesan. Cuando los niños simulan leer están haciendo progresos hacia la lectura.

Brinde a los niños pequeños muchas oportunidades para experimentar con la escritura, incluyendo el garabateo y el dibujo, pero resista el impulso de presionarlos para que escriban correctamente. Usted puede también escribir los cuentos de los niños y ayudarlos a dictar letras a otros niños o adultos, y a pintarlas. Puede, además, alentar a los niños para que agreguen a su juego de simulación materiales escritos, como señales, libretas telefónicas o menús.

subir
El Niño Entero     ABC's del Cuidado de Niño     Para Los Padres     Para Proveedores de Educación y Cuidados Tempranos