Skip PBS navigation bar, and jump to content.
Visit Your Local PBS Station PBS Home PBS Home Programs A-Z TV Schedules Watch Video Donate Shop PBS Search PBS


La película y Más
Sección Especial
Cronología
Mapa
Gente y Eventos
Guía del Maestro

spacer above content
Gente y Eventos

regresar al índice de la gente y los acontecimientos

  El Che Guevara (1928-1967) Previous
2 de 8
Next

Che and Guevara and mule Desde su primer encuentro con Fidel Castro en México en 1955 hasta su muerte en los Andes bolivianos en 1967,la trayectoria revolucionaria del Che Guevara duró poco más de una década. Sin embargo, ese rostro joven y bien parecido, de mirada firmemente puesta en el futuro se ha mantenido vivo a través de generaciones. En la imaginación de hoy en día, el Che sigue siendo un héroe mítico y romántico: un revolucionario a ultranza, desinteresado, entregado, incorruptible y dispuesto a morir por sus creencias.

Naturaleza resuelta
Ernesto Guevara de la Serna creció al abrigo de la aristocracia provinciana argentina. Su personalidad no se forjó dentro de un privilegio fácil, sino sobre la base de la feroz batalla que sostuvo contra el asma severa. "Era un niño enfermizo", recordaría más tarde su hermano, "pero su carácter y su fuerza de voluntad le permitieron superarla". Guevara llegó a pensar que todo en la vida era cuestión de voluntad. "Cualquier tarea, sin importar lo desalentadora que fuera, podía resolverse a fuerza de entusiasmo, fervor revolucionario y una determinación firme".

Viajero incansable
Che Guevara on ground with gun En 1948 Guevara se fue a Buenos Aires para estudiar medicina. Inquieto por naturaleza, abandonó su tierra natal en 1952 para realizar un viaje de descubrimiento y de toma de conciencia que duraría ocho meses. A medida que avanzaba hacia el norte a través de Sudamérica, Guevara fue testigo de injusticias que lo llenaron de indignación. "Estaré con la gente", escribió en un diario que tituló viaje. "Remojaré mis armas en la sangre y, loco de furia, degollaré a mis enemigos derrotados. Puedo ya sentir mis narices dilatadas saboreando el olor acre de la pólvora y la sangre, de la muerte al enemigo". Un año más tarde, después de acabar la carrera de medicina, salió para siempre de la Argentina.

Anti-americano, pro-comunista
A la edad de 26 años, Guevara llegó a México. Había pasado cinco semanas en Bolivia y nueve meses en Guatemala, donde había sido testigo del derrocamiento del presidente reformista Jacobo Arbenz causado por un golpe militar apoyado por la CIA. Ese suceso marcó para siempre su odio hacia los Estados Unidos. Para ese entonces ya era un marxista convencido y un ferviente admirador de la Unión Soviética. Casado con la guatemalteca Hilda Galea, quiso llamar Vladimir a su primogénito. Había decidido unirse a las filas del partido comunista, "en algún rincón del mundo". Pero a pesar de sus nobles ideales, el Che era apenas un vagabundo, un fotógrafo errante, un investigador médico mal pagado: un rebelde en busca de una causa.

Un Camarada
Fidel Castro and Che Guevara stand with Anastas Mikoyan in a garden: Fidel is smiling. Guevara descubrió esa causa a fines del verano de 1955, cuando le presentaron a un atrevido y rebelde líder cubano en exilio empeñado en liberar a su país de un dictador. El nombre del rebelde era Fidel Castro, quien estaba planeando regresar a su Cuba natal y alzarse en armas. "Para la madrugada de esa noche yo ya me había convertido en uno de los futuros expedicionarios", anotaría el Che más tarde. La pasión de Castro y las ideas de Guevara hicieron que ellos se encendieran mutuamente. "Eran como Lenin y Trotsky, como Hitler y Goebbels, como Mao Tse-Tung y Zhu De", escribiría más tarde la periodista Georgie Anne Geyer.

Un Sobreviviente
El Che sobresalió entre los cubanos por su gran desempeño durante su entrenamiento en México, a pesar de sus ataques de asma. Fue uno de los pocos sobrevivientes del desastroso desembarco del Granma bajo el mando de Fidel Castro, el cual fue descubierto por el ejército cubano. El Che Guevara se abrió camino hasta la remota Sierra Maestra, donde se unió a Castro y a diecisiete otros sobrevivientes: los hombres que formarían el núcleo de líderes de la Cuba revolucionaria.

Combatiente de la selva
El Che luchó con valentía en las montañas. Se ganó la confianza de Castro y fue el primer rebelde en recibir el grado de comandante. En la marcha sobre Santa Clara a fines de 1958, su columna descarriló un tren blindado lleno de las tropas del dictador Fulgencio Batista y tomó la ciudad. Este triunfo de Guevara sería el último golpe de la campaña militar rebelde en contra de Batista.

Líder cubano
Para enero de 1959, Guevara, junto con los hermanos Castro, fue reconocido como uno de los tres líderes más poderosos de la revolución cubana. Se volvió ciudadano cubano, se divorció de Hilda Galea, se casó con una bella cubana, Aleida March, y formó una nueva familia.

Supervisó prisiones
La primera tarea de Guevara fue la de supervisar las ejecuciones en la prisión de mala fama conocida como La Cabaña. Entre 1959 y 1963, aproximadamente 500 hombres fueron ejecutados bajo su supervisión. Muchos prisioneros de La Cabaña, entre ellos el activista a favor de los derechos humanos, Armando Valladares, afirman que Guevara se interesó personalmente en la interrogación, la tortura y la ejecución de prisioneros políticos.

Autor
El Che Guevara documentó con lujo de detalle los dos años que pasó derrocando al régimen de Batista en su relato titulado Pasajes de la Guerra Revolucionaria, que apareció en 1963. Una traducción al inglés, Reminiscences of the Cuban Revolutionary War, fue publicada cinco años después.

Popular pero ineficaz
Aunque carecía de entrenamiento administrativo, el Che no obstante fue nombrado jefe del banco central de Cuba. Más tarde se convertiría en Ministro de Industria. Propuso la diversificación de la economía cubana y la eliminación de lo que él llamó los incentivos materiales. El trabajo voluntario y la dedicación de los trabajadores impulsarían el crecimiento económico. Lo único necesario era la fuerza de voluntad. El Che lideraba dando él mismo el ejemplo. Trabajaba sin tregua en su puesto del ministerio, en la construcción y aun en la zafra. Su buena apariencia, su mordaz sentido del humor y su buena voluntad para señalar las fallas de la revolución, le ganaron el afecto de muchos cubanos. Pero para 1963, según fue caracterizado por un informe clasificado de la CIA, "Guevara...había llevado a...la economía a su punto más bajo desde que Castro subiera al poder".

Crítico de los soviéticos
Kennedy and Khrushchev Guevara se desilusionó de la Unión Soviética y atacó a Moscú en todos los foros internaciones. Después de que el líder soviético Nikita Khrushchev mandara trasladar los misiles nucleares de Cuba en 1962 Crisis de los misiles, Guevara cuestionó el compromiso de Moscú con el socialismo internacional. También criticó la insistente posición soviética de que Cuba siguiera especializándose en la producción de azúcar. "Los países socialistas son, de alguna manera, cómplices de la explotación imperialista", afirmó en una reunión de revolucionarios del Tercer Mundo en Algeria.

Época de revolución mundial
La reputación del Che fuera de Cuba, entre los intelectuales izquierdistas y la juventud radical que se consideraba a sí misma "la nueva izquierda", creció a pasos agigantados. Era una época de revolución mundial y Fidel Castro había declarado su disposición favorable para apoyar a los revolucionarios "en cualquier rincón del mundo". El Che fue el defensor más visible de este compromiso. A principios de 1965 desapareció misteriosamente de vista. Durante seis meses Fidel guardó silencio. Luego, en octubre de 1965, reveló el contenido de una carta secreta. En una emotiva despedida, el Che había renunciado a todos sus cargos oficiales, a su ciudadanía cubana y salía de Cuba "para luchar en contra del imperialismo...en nuevos campos de batalla". El Che escribió: "He cumplido con la parte de mi deber que me ataba a la revolución cubana...y te digo adiós a vos, a los compañeros y a tu pueblo, que ahora es el mío".

Agitador internacional
El paradero del Che se volvió un juego internacional de adivinanzas: El London Times reportó haberlo visto en Addis Ababa y en Dar es Salaam; algunos testigos lo vieron en Vietnam. Otros anunciaban su muerte. Pero el Che se hallaba en las profundidades del Congo africano, luchando una guerra fútil de donde escapó vivo de milagro. Humillado, regresó secretamente a Cuba. Muy pronto, sin embargo, el Che decidió regresar a su Argentina natal para originar allí una revolución. Pero ni el Partido Comunista Argentino ni Fidel Castro aprobaron su decisión. Fue Fidel quien sugirió que sería mejor que el Che fuera a Bolivia e intentara encender una revolución continental.

Leyenda y lastre
Para fines de la década de 1960, Cuba estaba cada vez más asimilada a la esfera soviética y el Che se estaba convirtiendo en un impedimento. Incapaz de encender movimientos guerrilleros exitosos, ofendía a Moscú a cada oportunidad. Después de seis meses de entrenamiento en las montañas cubanas, el ahora legendario rebelde entró a Bolivia disfrazado como hombre de negocios y se propuso "convertir los Andes Bolivianos en otra Sierra Maestra".

En Bolivia
El grupo guerrillero de Guevara, que contaba con unos 120 hombres, estaba bien equipado y en un principio logró varios triunfos. Después vino una sucesión de desastres. El gobierno estadounidense localizó al grupo y mandó a realizar operativos de la CIA en Bolivia. La población local le dio la espalda a los rebeldes. El Partido Comunista de Bolivia, el cual observaba una orientación hacia Moscú, renegó de su promesa de ayudarlo. Y más aún, un batallón elite de tropas de asalto bolivianas, especializado en la guerra dentro de la selva y entrenado por los Estados Unidos, comenzó a perseguirlo. "Bolivia. Julio de 1965", escribió el Che en su diario. "Prevalecen los aspectos negativos, incluso el hecho de la falta de comunicación con el exterior. Ya hemos quedado reducidos a 22 hombres, tres de los cuales estamos incapacitados, yo entre ellos". Para el mes de septiembre, el Che sufría de un caso de asma agudo, estaba debilitado por la disentería y se encontraba rodeado de soldados de asalto bolivianos.

Aislado
Pasaron los meses y Guevara no recibió palabra alguna de La Habana. "La cuestión interesante del Che en Bolivia es que se encontraba en la parte alta de los Andes orientales, los cuales eran de fácil acceso para cualquiera que supiera el lugar dónde se encontraba. Fidel sabía dónde estaba", ha concluido la periodista Georgie Anne Geyer, quien investigó la muerte del Che. "Podría haber enviado a alguien desde el Paraguay. Pudo haber enviado a alguno desde La Paz, la capital. Pero no hubo contacto. El Che fue abandonado para vagar por esta selva muy alta y salvaje". A pesar de que Castro negará que hubo cualquier posibilidad de rescatar a Guevara, el biógrafo Jorge Castañeda concluyó con autoridad: "Fidel no mandó al Che a su muerte en Bolivia. Simplemente permitió que la historia siguiera su curso".

Muerte de un revolucionario
Che Guevara stands flanked by his captors, immediately prior to his execution. Los soldados de asalto bolivianos capturaron al Che Guevara el 8 de octubre de 1967, en un barranco conocido como El Yuro, y lo ejecutaron al día siguiente. Su cuerpo fue retratado sobre una losa de concreto dentro de una pequeña choza para que todo el mundo lo viera. El 12 de octubre, un análisis de la muerte del Che llevado a cabo por el Departamento de Estado de los Estados Unidos predijo: "Guevara será exaltado como un revolucionario ejemplar que hubo de encontrar una muerte heroica".

Icono
La fotografía que tomó Alberto Korda en marzo de 1960 se convirtió muy pronto en una de las imágenes más reconocidas del siglo. El retrato del Che fue simplificado y reproducido en una gran variedad de mercancías, tales como camisetas, carteles y gorras de béisbol: y Guevara sigue siendo un icono de la revolución mundial.



  El Che Guevara (1928-1967) Previous
2 de 8
Next
page created on 12.21.04 regresar arriba
Site Navigation

Fidel Castro Home | La película y Más | Sección Especial | Cronología
Mapa | Gente y Eventos | Guía del Maestro

American Experience | Feedback | Search | Shop | Subscribe | Web Credits

© New content 1997-2005 PBS Online / WGBH



Fidel Castro American Experience

Exclusive Corporate Funding is provided by: