Visit Your Local PBS Station PBS Home PBS Home Programs A-Z TV Schedules Watch Video Donate Shop PBS Search PBS
Rollover text informationAmerican Experience
Zoot Suit Riots
La Película y Mucho Más
Aspectos Especiales
Chronología
Galería
Individuos y Eventos
Guía de Profesor
Visit our web site in English

spacer above content
Individuos y Eventos: El Asesinato del Sleepy Lagoon

courthouseUna estrella desde lo alto, del cielo cae, y poco a poco se apaga.
Música de "Sleepy Lagoon," por Jack Lawrence

El Sleepy Lagoon era la mayor de dos reservas usadas para irrigar las cosechas en el Rancho Williams, situado en la parte rural de Los Angeles, en lo que ahora conocemos como Bell, California. Para muchos de los jóvenes del área, servía de pozo de natación de día y de encuentro para enamorados en las noches. La reserva, nombrada según la letra de una canción popular, era frecuentada principalmente por jóvenes a quienes a menudo se les negaba acceso a instalaciones recreativas de la ciudad. El 1ero de agosto de 1942 el Sleepy Lagoon se convirtió en parte de la historia de Los Angeles cuando el asesinato de un joven en el Rancho Williams resultó en represalias violentas por parte de la policía en contra de jóvenes méxico-americanos.

La noche del 1ero de agosto empezaría con un romance y terminaría con un homicidio. Hacia el atardecer, varias parejas de jóvenes del barrio de la Calle 38 de Los Angeles, llegaron al Sleepy Lagoon para compartir un rato. Entre las parejas se encontraban Hank Leyvas y Dora Barrios. Hank era uno de los muchachos mayores quienes gustaban de pasar sus ratos de ocio por la Calle 38, y era temido y respetado por todos. Dora era su novia. Mientras estaban sentados en el carro bajo la luz de la luna llena fueron repentina y violentamente atacados por un grupo de muchachos de un barrio rival. Hank y Dora fueron golpeados sin merced.

Hank LeyvasMás tarde esa misma noche, Hank, herido pero lleno de coraje, regresó al barrio de la Calle 38 para buscar refuerzos. Conseguir a muchachos que desearan acompañarlo no fue difícil. Hank era muy popular y, al golpear a Dora, novia de Hank, los muchachos a quienes buscaban habían quebrado una ley aceptada de los barrios. Casi treinta jóvenes -- muchachos y muchachas -- se abarrotaron en coches y se dirigieron hacia el Sleepy Lagoon.

Esa misma noche José Díaz, nacido en México pero criado en los Estados Unidos, se había decidido a asistir a una fiesta de cumpleaños en el Rancho Williams, donde él y otras familias de inmigrantes trabajaban y vivían. José tenía motivos para llegar a la fiesta: en unos pocos días debía reportarse para ser incorporado a las fuerzas armadas y salir para el campamento de entrenamiento de reclutas. La tradicional fiesta era alegre -- con comida, música, baile y mucho que tomar.

El lugar donde Hank Leyvas había sido golpeado más temprano esa misma noche, se encontraba desierto, pero él y sus amigos podían oír la algarabía de la fiesta de cumpleaños en el Rancho Williams. Convencido de que los muchachos que lo habían atacado estarían allí, Hank y los demás se dirigieron hacia la pequeña casa. La riña fue brutal. Hombres y mujeres, muchachos y muchachas lucharon durante unos diez minutos. La riña parecía una pelea callejera cualquiera entre adolescentes, si no hubiese sido por lo que los vecinos descubrieron poco después. José Díaz se encontraba tendido en la oscuridad. Había sido golpeado y apuñalado. Moriría más tarde esa misma noche al llegar al Hospital General de Los Angeles.

El Gobernador de California, el demócrata Cuthbert L. Olson, andaba cada vez más preocupado por el problema de la delincuencia juvenil. El aprovecharía el asesinato de José Díaz como de una ocasión para llamar a la acción. El Departamento de Policía de Los Angeles recogió a más de 600 jóvenes -- la mayoría de los cuales eran méxico-americanos conocidos como "zoot-suiters" por los pantalones bombachos y los sacos largos que solían ponerse -- y encausaron a Hank Leyvas y a veintiún otros por el asesinato de José Díaz. El juicio subsiguiente ocuparía la atención de la prensa de Los Angeles durante meses. Los muchachos de la calle 38 serían condenados en los diarios sensacionalistas de Los Angeles -- y el jurado estaría de acuerdo. Hank Leyvas sería sentenciado a cadena perpetua en la prisión de San Quentin.

A los pocos meses de su condena, los Disturbios del Zoot Suit se desataron en Los Angeles. Durante casi una semana, marineros y otros militares arrastraron a muchachos sacándolos de tranvías, restaurantes, y cines. Los golpeaban y a menudo les quitaban sus trajes zoot a la fuerza. Miles de civiles blancos aplaudían y ayudaban a los marineros. A medida de que los disturbios continuaban, los muchachos méxico-americanos se movilizaron para defender sus barrios, armando trampas para los marineros y asaltándolos en sus coches. El Departamento de Policía de Los Angeles permitió que los disturbios continuaran por casi una semana sin intentar detenerlos. Después de concluidos los disturbios, el consejo de la ciudad de Los Angeles prohibió salir vestido en un traje zoot por las calles de Los Angeles.

Menos de un año después de los disturbios, Hank Leyvas y los demás muchachos fueron liberados de la cárcel. Sus sentencias en el caso del Sleepy Lagoon serían revocadas bajo apelación. El tribunal resolvió que habían sucedido graves errores durante el juicio: un juez prejuiciado, la negación de asesoría, y falta de pruebas. Las autoridades se negaron a volver a revisar el caso. El asesino de José Díaz quedaría libre y sin castigo.

Cuando Hank y los muchachos regresaron de la cárcel, encontraron que la ciudad de Los Angeles, y el puesto que ocupaban en ella, habían sido transformados para siempre. En poco tiempo el traje Zoot desapareció de la escena. Con el tiempo, la pequeña reserva conocida como Sleepy Lagoon caería victima de la expansión urbana de Los Angeles y sería rellenada.





regresar a individuos y eventos | siguiente


Site Navigation

Zoot Suit Riots Home | La Película y Mucho Más | Aspectos Especiales | Chronología
Galería | Individuos y Eventos | Guía de Profesor

Web Credits

© New content 1999-2001 PBS Online / WGBH