Visit Your Local PBS Station PBS Home PBS Home Programs A-Z TV Schedules Watch Video Donate Shop PBS Search PBS
Rollover text informationAmerican Experience
Zoot Suit Riots
La Película y Mucho Más
Aspectos Especiales
Chronología
Galería
Individuos y Eventos
Guía de Profesor
Visit our web site in English

spacer above content
Individuos y Eventos: Enrique "Henry" Reyes Leyvas (1923-1971)

Hank LeyvasParece como si el mundo entero se me hubiera venido encima, y que no hay nada que pueda hacer al respecto.
Henry Leyvas

Henry Leyvas nació en Tucson, Arizona el 24 de abril de 1923. Era el tercero de los diez hijos de Guadalupe Reyes y Seferino Gamino Leyvas. Sus padres habían huido de la tumultuosa revolución en México, casándose en Arizona en diciembre de 1919 . Se instalaron en el vecindario de la Calle 38 en Los Angeles antes de mudarse al área de Long Beach. En el momento de su arresto por el asesinato de José Diaz , Henry tenía veintidós años.

Henry Leyvas tenía un largo y tumultuoso pasado con la policía de Los Angeles. Su primer arresto ocurrió cuando él y su hermano Sef fueron detenidos por la policía por haber robado un auto. El auto pertenecía a su padre pero los muchachos Leyvas fueron detenidos en la cárcel durante tres días hasta que su padre pudo probar que él era el dueño del auto. Henry y Sef Leyvas luego fueron arrestados juntos por asalto a mano armada y detenidos en la cárcel durante un período de tres meses antes de comparecer ante la corte. Fueron absueltos de todos los cargos. Durante la Navidad de 1941, Leyvas, y dos otros muchachos quienes terminarían siendo acusados en el caso de Sleepy Lagoon, Joe Valenzuela y Jack Meléndez, serían arrestados bajo sospecha de robo a mano armada. Meléndez y Valenzuela serían liberados, pero a Leyvas lo volvieron a fichar por asalto a mano armada y éste se declararía culpable por el crimen menor de un simple asalto. Fue condenado a tres meses en la cárcel y tres años de libertad condicional. Mientras cumplía su condena, la policía invadiría la casa de los Leyvas con pistolas desenvainadas declarando que habían visto a Henry robándose llantas de los automóbiles. Una vez liberado, Leyvas nuevamente sería arrestado y acusado de asalto y agresión, a pesar de que el supuesto crimen había ocurrido dos días antes de salir él de la cárcel. Tres de los acusados en el caso de Sleepy Lagoon también serían arrestados junto con Sef, el hermano menor de Hank. En esa ocasión, Hank fue golpeado por la policía. Una semana más tarde, la policía de Los Angeles lo arrestó una vez más por haberse envuelto en una riña y Hank pasaría setenta y dos horas en la cárcel antes de ser liberado. Un año antes de su arresto por el incidente del Sleepy Lagoon, Leyvas había sido arrestado por una pelea ocurrida en Santa Barbara. Dos meses más tarde, en la corte, la policía produjo testigos que atestiguaron que Henry Leyvas era el hombre, pero la defensa comprobó lo contrario y él fue liberado. En otra ocasión fue detenido por andar "huevoneando" frente a una escuela mientras esperaba a una muchacha a la salida de la escuela.

Hank LeyvasHenry Leyvas, a menudo llamado "Hank" por sus amigos, terminó dos años en la preparatoria de Jacob Riis High School y trabajó en una variedad de manufacturas hasta que su familia asumió el manejo de un rancho propiedad de una familia nipo-americana, en Clearwater. Lupe, la hermana menor de Hank Leyvas, recuerda que su hermano era un joven amable, leal y valiente. El se aseguraba apartar lo suficiente de su sueldo para ofrecerle a su madre medias de seda, cremas embellecedoras y colonias. También se mantenía bien vestido, comprándose pantalones bombachos con el doblado ceñido y camisas de cuello abierto. En ocasiones especiales se vestía con el traje "zoot." Era muy buen mecánico y los otros muchachos del barrio lo respetaban porque siempre les reparaba sus carros. Lupe Leyvas recuerda que a su hermano Hank le encantaba manejar a altas velocidades y no es de sorprenderse que recibiera varias infracciones por excederse en el límite de velocidad. Ella admite haber visto su carro volcarse en más de una ocasión cuando aceleraba para meterse a toda velocidad por la entrada de la casa. Al alistarse su hermano menor, Seferino Jr., "Sef," en las fuerzas armadas, Henry acudiría con Jack Meléndez a alistarse en las Fuerzas Navales o los "Marines," pero su solicitud sería rechazada debido a sus antecedentes policiales.

Los eventos del 1ero de agosto de 1942, le cambiarían la vida a Leyvas para siempre. Leyvas y algunos muchachos de su barrio fueron en coche al Rancho Williams que se ubicaba en una parte rural del Condado de Los Angeles. Durante el día, los jóvenes del barrio de la Calle 38 usaban la represa como sitio de natación, y de noche usaban al "Sleepy Lagoon" -- siguiendo la letra de una canción popular en 1942 -- como un sitio para enamorados. Hank permaneció en el auto con su enamorada Dora mientras que sus amigos fueron a buscar otros sitios privados al borde de la laguna. Al poco rato unos muchachos del barrio Downey llegaron y se estacionaron al lado del carro de Hank, acto seguido por tremenda gritadera. Los muchachos del barrio Downey, con superioridad de números, comenzaron a golpear a Hank y Dora. Los amigos de Hank se apresuraron a venir a su rescate pero poco fue lo que pudieron hacer; los otros los corrieron del lugar.

Después de la pelea Hank, Dora, y los demás regresaron a la Calle 38 para buscar refuerzos. Recogieron a un grupo grande de amigos y regresaron al Rancho Williams pero encontraron que no quedaba nadie. Entonces, uno de los muchachos oyó el ruido de una fiesta a lo lejos y salieron en dirección de la fiesta de cumpleaños en casa de los Delgadillo, pensando que allí es se toparían con los muchachos de Downey.

De hecho, los muchachos de Downey habían estado en la fiesta antes de su asalto a Hank y Dora, pero los habían echado de la fiesta cuando se pusieron a alborotar más de la cuenta.. El grupo de la Calle 38th llegó a la casa de los Delgadillo listos para una confrontación y rápidamente una pelea se desató a eso de la una de la madrugada. La bronca duró tan solo unos diez minutos y terminó cuando alguien gritó que habían llamado a la policía. Tanto hombres como mujeres resultaron gravemente lesionados.

Cuando pronunciaron a José Díaz muerto esa misma mañana, la policía se puso en acción. Se aprovecharon del supuesto asesinato como de una oportunidad para demostrar su fuerza dentro de la comunidad, además de apuntarle a la juventud méxico-americana que ellos consideraban estar fuera de control.

El 2 de agosto, la policía hizo una redada y recogió a jóvenes negros y México-americanos, la mayoría de éstos de barrios en el Este de Los Angeles. Hank Leyvas era uno de los principales sospechosos . Aproximadamente 600 jóvenes serían arrestados bajo sospecha de tener algo que ver con el asesinato de José Díaz.

Hank LeyvasDespués del arresto de Leyvas por el asesinato de José Díaz, su hermana Lupe fue a buscarlo con su padre a la estación de policía Firestone. Según Lupe, después de identificarse, el policía de turno le dijo, "Ajá, otro Leyvas" y la encerraron en un cuarto junto a las muchachas que habían sido arrestadas. Uno de los investigadores amenazó darle una cachetada si ella no admitía haber estado presente cuando ocurrió la pelea en el Rancho Williams. Una oficial de policía hembra presente durante la interrogación también le prometió a Lupe Leyvas darle una cachetada si no lo hacía su compañero.

Hank Leyvas más tarde testificaría que las autoridades lo habían admitido a la estación bajo nombre falso para que les resultara más difícil encontrarlo a su familia y a su abogado. Por fin lo hallaron en uno de las habitaciones dedicadas a las interrogaciones, inconsciente y volteado sobre la silla a la que lo mantenían esposado, con la boca y la camisa cubiertos de sangre. Lo habían golpeado para sacarle una confesión.

Una vez que comenzó el juicio de People v. Zammora, 22 acusados, la mayoría jóvenes méxico-americanos, serían enjuiciados por el asesinato de José Díaz. Se trataba del juicio múltiple más grande en toda la historia de California y desde el principio estuvo sesgado. El Juez Charles Fricke presidió el caso, quien manifestó claramente su desdén por los muchachos. Él mandó que los muchachos tenían que usar la misma ropa en la cual habían sido arrestados y que no se podrían lavar. Los 22 muchachos estaban representados por siete abogados defensores que no tenían derecho a sentarse junto a sus clientes y sólo podían aconsejarles durante los recesos del juicio. A pesar de los esfuerzos de George Shibley, un abogado defensor talentoso quien estaba convencido de la inocencia de los muchachos, tanto el Juez Fricke como los fiscales se refirieron a los acusados empecinadamente como a miembros de una pandilla y apuntaron a Hank Leyvas como líder. A medida de que el juicio lentamente progresaba, del 13 de octubre hasta el 12 de enero, la situación para Leyvas empeoraba. En diciembre, Clem Peoples, el Jefe del Departamento Criminal de la Oficina del Sheriff, publicó un recuento del asesinato y de la redada subsiguiente por él efectuada entre las "pandillas mexicanas".. La historia apareció en Sensation, una revista prominente de la prensa sensacionalista, y llevaba una gran foto de Hank Leyvas bajo la cual habían escrito la palabra "Caudillo." Se vendieron 10,000 ejemplares de ese número.

A medida de que continuaban la prensa adversa y los procedimientos de un tribunal prejuiciado, , Leyvas se dio cuenta de que él y los demás estaban siendo usados como ejemplo de intolerancia de la ciudad hacia toda juventud descarriada. El 12 de enero se daría lectura al veredicto que condenaba a diecisiete de los 22 acusados. El castigo era severo. El jurado encontró culpables de asesinato premeditado a Leyvas, José Ruíz, y Bobby Telles, condenándoseles a cadena perpetua en la Prisión de San Quentin.

Todos los muchachos sobrevivieron bastante bien en la cárcel, a excepción de Hank. Él se sentía amargado por el juicio y por su encarcelamiento. Varias veces lo metieron en el "hoyo" (aislamiento penal) por meterse en riñas y luego sería trasladado a la Prisión de Folsom, una prisión de alta seguridad donde permaneció tres meses. Entretanto, surgió la Comisión para la Defensa del Sleepy Lagoon gracias a LaRue McCormick y Alice McGrath, quienes trabajaron sin tregua para reunir los fondos para una apelación y asegurar la liberación de los muchachos. Al principio, Leyvas se resistía a los esfuerzos de la comisión, negándose a confiar en nadie. Sin embargo, a medida de que los miembros de la comisión se fueron haciendo amigos de la familia Leyvas, poco a poco él empezaría a cooperar y a desarrollar una amistad profunda y duradera tanto con Alice McGrath como con George Shibley.

Mientras Henry Leyvas permanecía en la cárcel, la peor violencia hasta la fecha contra la población méxico-americana tuvo lugar en las calles de Los Angeles. En junio de 1943, a través de toda la ciudad, centenares de militares y civiles atacaron a jóvenes vestidos en trajes "zoot" -- suponiendo que éstos eran miembros de pandillas y delincuentes juveniles.

Finalmente, el 2 de octubre de 1944, la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito revirtió los veredictos del Sleepy Lagoon y el Juez Clement Nye desestimó el caso, absolviendo a los muchachos. Leyvas había permanecido preso durante casi dos años. Al regresar a Los Angeles, los muchachos se encontraron con una comunidad México-americana que había sido transformada para siempre.

Pero los muchachos estaban ansiosos de regresar a sus vidas. Rápidamente, Hank Leyvas comenzó a trabajar y hasta volvió con su novia. Sin embargo, seguía amargado y al poco rato de recibir la libertad fue nuevamente arrestado por vender drogas, esta vez por entre diez y doce años.

Más tarde, la vida de Leyvas se haría más estable. Dirigió un restauran nombrado "Hank's," en el Whittier Blvd. en el Este de Los Angeles donde trabajaban familiares suyos. Miembros de los "Brown Berets"[Boinas Marrones] a veces le pedían su opinión sobre distintos asuntos. A pesar de que tuvo varias novias, nunca se casó. El 6 de julio de 1971, Hank salió de un bar para telefonar a su familia y decirles que regresaría pronto. Regresó al bar y poco después falleció de un infarto. Tenía cuarenta y ocho años

"La misma persona, bajo otras circunstancias," recuerda Ben Margolis, el Abogado de Apelación, "se hubiera convertido en líder. Él era inteligente, sin mucha educación, y tenía grandes sentimientos. Pero lo más importante era que... de todos ellos, él tenía la impresión de formar parte de un grupo que estaba siendo aplastado, que sufría discriminación, y que él iba pelear en contra de esto... él iba a continuar la pelea donde quiera que se encontrase...sin tomar en cuenta las consecuencias para su propia persona, era valiente y no demostraba miedo físico alguno, por lo que se podóa ver."





anterior | regresar a individuos y eventos | siguiente


Site Navigation

Zoot Suit Riots Home | La Película y Mucho Más | Aspectos Especiales | Chronología
Galería | Individuos y Eventos | Guía de Profesor

Web Credits

© New content 1999-2001 PBS Online / WGBH