Skip PBS Navigation
Visit Your Local PBS Station PBS Home PBS Home Programs A-Z TV Schedules Watch Video Donate Shop PBS Search PBS

Esta viendo el sitio del Latin Music USA sin Flash. Para ver el contenido de este sitio, se requiere la versión 9.0.115.0 o más reciente de Adobe Flash Player plug-in. Puede descargar el plug-in gratis aquí.

Detrás De Cámaras

Artistas: Daddy Yankee

Essay | Video Transcript

Pasándo el Rato con Daddy Yankee
por la productora principal Adriana Bosch

Grabamos nuestra entrevista con Daddy Yankee en la Suite Presidencial que se encuentra en el piso 12 del Hotel La Concha, un hotel de los años ciencuenta en el Condado, que ha sido remodelado y que es uno de los lugares más de moda de la isla.

Por los ventalales se veían las aguas del Mar Caribe destellar bajo el sol de la tarde. Bajo nuestro balcón colgada un andamio vacío.

La entrevista progresaba bien, con los pequeños problemas usuales-cambios de luces, el reflejo en los lentes de sol de Daddy Yankee, una pelea en la habitación contigua en fin...Todo el tiempo yo luchando para amoldar mis modales de señora al "cool" de Daddy Yankee. Al comenzar la entrevista le pregunté "Señor Ayala, Cómo quiere que le llame" y el me contestó, "Puedes llamarme 'Daddy', Mama."

De pronto ví algo que parecía subir por la ventana. "Una Cabeza?" Al principio solo se vislumbraba la parte de arriba, pero poco a poco, como en una comedia, la cabeza subía más y más. Miré a mi cinematógrafo, Andrés Sánchez. "No está en el tiro," me dijo, adivinando mi pregunta, mientras Daddy sin percatarse continuaba hablando de su vida y su música. Yo rezando "un segundo m*s un segundo m*s...que termine Daddy Yankee de hablar antes de que la cabeza se meta en el tiro ..." "Andrés, Andrés, ve a un close up para ganar tiempo....

BAM BAM BAM BAM BAM! El señor de la ventana comenzó a golpear el cristal como si estuviera poseído. Sorprendida me paré de mi silla y cortésmente le pedí "Puede esperar un ratito?" "No. Tú no. Tú no. El. El." Había visto la cara de Daddy Yankee reflejada en un espejo que estaba al frente y sin pensarlo golpeaba la ventana de cristal balanceándose en su andamio colgando del piso 12.

Daddy se paró y dijo. "Ves? Mi gente. Ese es mi pueblo." Se acercó al intruso quemado por el sol del caribe, y le extendió su mano, feliz con la demostración de afecto.

Yo busqué una servilleta para que Daddy le firmara un autografo.

Luego pude oir al señor en su celular, gritando excitado, a su hija. "Ví a Daddy Yankee!. Sí, Sí. Daddy Yankee. Un autografo. Sí!

Cerramos la ventana y continuamos con la entrevista.

Explore Más: