Skip PBS Navigation
Visit Your Local PBS Station PBS Home PBS Home Programs A-Z TV Schedules Watch Video Donate Shop PBS Search PBS

Esta viendo el sitio del Latin Music USA sin Flash. Para ver el contenido de este sitio, se requiere la versión 9.0.115.0 o más reciente de Adobe Flash Player plug-in. Puede descargar el plug-in gratis aquí.

Detrás De Cámaras

Artistas: Los Tigres del Norte

Essay | Video Transcript

Corridos del Corazón
por la productora principal Adriana Bosch

La palabra que viene a la mente es "devoción."

Los Tigres del Norte son mucho más que una banda de Música Norteña. Representan las frustraciones y las esperanzas de su público.-decenas de millones de inmigrantes mexicanos y centroamericanos-un pueblo casi invisible y olvidado quienes encuentran en las palabras de las canciones de los Tigres la comprensión y revindicación que tanto anhelan al comenzar su nueva vida en Los Estados Unidos.

La propia historia de los Tigres comienza en la frontera, la cual cruzaron como indocumentados en el 1968 viéndose forzados a empleasre en los trabajos mal pagados ocupan muchos immigrantes -en - reastaurantes, cocinas escolares-siempre luchando y temiendo la llegada de la "migra."

Es por eso que los Tigres cantan sus Corridos de corazón; aquellas viejas canciones que desde el siglo diecinueve han venido contando las hazañas y los reveses de héroes como Pancho Villa, o de contrabandistas de tequila de los años 20, o narcotraficantes en los 70 y los 80.

Los Tigres también se hicieron famosos cantando Narcocorridos, como "Contrabando y Traición" y "La Banda del Carro Rojo," pero muy pronto asumieron como propia la causa de los inmigrantes y sus reclamos. En sus Corridos, los inmigrantes son los nuevos héroes. Gente con orgullo, que reclaman, con razón el derecho a una mejor vida.

Con 55 discos y más de 32 millones de copias vendidas, son un verdadero éxito en la industria de la música. Pero aún andan de tour 10 meses al año, tocando en estadios de fúbol, en pistas de carreras de autos, en clubes nocturnos. Ya sea en Albuquerque, Boston, Palm Beach, Raleigh, Washington, ellos siempre van donde están los inmigrantes empacando pollo, recogiendo frutas, y arreglando jardines y calles.

Vimos a Los Tigres en su casa, en San José, Califoria, en el Centro de Convenciones al final de su tour del año 2008. Tocaron y tocaron su música ante un público de más de 20,000 personas que se desbordaban del enorme espacio del Centro de Convenciones, cumpliendo peticiones , pedacitos de papeles que pasaban de mano en mano desde el centro del público hasta el escenario, hasta que ya no pudieron tocar más.

Nunca presencié más amor, respeto, y lealtad de un público. Mientras que nuestro equipo de producción entraba y salía entre bambalinas, sin protección alguna de seguridad, tratando de grabar momentos mágicos, ocupar buenas posiciones, entrevistar al púlico, recibíamos peticiones de autógrafos de Los Tigres, testimonios personales. Pero ni una sola vez, aquel público intentó cruzar al espacio sagrado que rodeaba sus héroes. Nunca nos sentimos acosados, ni en peligros, como si nosotros también estuviéramos protegidos por al aura mágica que rodea a Los Tigres del Norte.

Me sentí emocionada. En lo que pude y tan alto como pude, canté, más bien grité las palabras de "Somos Más Americanos", "La Jaula de Oro," "De Paisano a Paisano." Aunque soy Cubana y no Mexicana, y llevando más tiempo en este país tengo más recursos que muchas de las personas con las que aquel día compartí el Centro de Convenciones, ese día yo fuí una inmigrante más escuchando cómos aquellos héroes en escena cantaban de la pérdida y el dolor, de las esperanzas y los sueños. Recordé mis propias memorias y las memorias que todos compartimos en esta gran nación de inmigrantes.

Explore Más: