Skip To Content
part01
Aired February 7, 2022

Riveted: The History of Jeans (español)

America's Common Threads

Film Description

Riveted: The History of Jeans revela la fascinante y sorprendente historia de esta icónica prenda de vestir norteamericana. En todo momento, la mitad de las personas del planeta los lleva puestos. Se han convertido en un elemento básico de la ropa en todo el mundo; usados por todos, desde presidentes y supermodelos hasta granjeros y artistas. Más que una simple prenda de vestir, el enredado pasado de Estados Unidos está entretejido en la tela azul índigo. Desde sus raíces en la esclavitud hasta su conexión con el lejano Oeste, la cultura juvenil, el movimiento por los derechos civiles, el rocanrol, los hippies, la alta costura y el hip-hop; los jeans son el lienzo sobre el que está escrita la historia de la ideología y la política estadounidenses.

Transcript

Título: REMACHADO La Historia de los Jeans

James Sullivan, Autor: Uno no se detiene a pensar por qué la mitad de la población del planeta los usa en un día cualquiera. Simplemente lo hacemos.

Melissa Leventon, Curadora: ¿Alguna vez te has preguntado por qué todas las personas que conoces tienen varios pares de jeans?

Jonathan Square, Historiador de la Moda: Formal, casual...

Tommy Hilfiger, Diseñador: La gente sabe que cuando los usa luce genial.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Esta misma prenda puede ser universal e individual al mismo tiempo. No hay nada igual en la historia de la ropa.

 

Valerie Steele, Historiadora de la Moda: De hecho, Yves Saint Laurent deseó haber inventado los jeans, pensaba que eran el artículo más importante de la moda en el siglo XX.

 

SOT: Los usaban en las minas, para arrear ganado... Mi propio padre los usó derribando abetos de Douglas.

 

Melissa Leventon, Curadora: Los jeans son la prenda norteamericana por excelencia.

 

SOT: Ciento veinte años después, caballeros, los jeans azules siguen siendo básicamente iguales a los que salieron de la fiebre del oro de California.

 

Stephen Aron, Historiador: Pero gran parte de la historia que contamos sobre los jeans es un mito.

 

SOT: Los pantalones más fuertes que el oeste jamás haya visto.

 

Tanisha Ford, Historiadora: Se trata de los vaqueros y el oeste, se trata de Levi Strauss, y la fiebre del oro.

 

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Es siempre la misma historia... Luego de los vaqueros, los jeans fueron elegidos por roqueros, motociclistas y hippies y ahora todo el mundo los usa. Pero el denim existe hace mucho más tiempo. Tiene una historia larga y profunda, con tantas otras historias fascinantes que no siempre se cuentan.

 

SOT. Publicidad de Levi’s: En 1850, Levi Strauss inventó los pantalones más resistentes que el oeste había conocido: los jeans azules Levi's.

 

James Sullivan, Autor: Los jeans azules representan la cultura norteamericana para el resto del mundo, pero como con cualquier otro buen producto de EE. UU., bueno, tomamos las mejores ideas de todos lados. Lo cierto es que los jeans azules se originaron en otro lugar.

 

SOT. Publicidad de Levi’s: Esos Levi's son de seguro lo mejor de todo lo que salió del oeste de Norteamérica, lo que salió del oeste de Norteamérica.

 

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: La historia de los jeans de denim es mucho más que Wrangler, es más que Levi Strauss, especialmente cuando se trata del material.

 

James Sullivan, Autor: No estamos seguros de dónde exactamente se originó la tela, pero hay varias pistas. Una es Dungri, India, donde por allá en el siglo XVII creaban una tela gruesa para los trabajadores, que con el tiempo se llamó dungaree. Luego los genoveses de Italia, tenían un tipo de lona para hacer velas con la que fabricaron pantalones de trabajo. Y tenemos a Nimes, en Francia, donde la tela allí se conocía como "serge de Nimes". No siempre, pero a menudo, todos estos tipos de tela se teñían de azul, probablemente para ocultar el mugre, más que nada.

 

Rabbit Goody, Tejedora:  Entonces, tenemos el jean azul de Génova, tenemos el azul "de Nimes" o denim que viene de Nimes, pero cuando lo convertimos en pantalones en Norteamérica, terminamos transformando la prenda en jeans azules.

 

James Sullivan, Autor: La gente no piensa cómo sus jeans terminaron siendo azules. Históricamente, se debe al tinte índigo. Siglos atrás, se decía que el índigo valía su peso en oro. La competencia por él era tan feroz que los europeos lo llamaban el "tinte del diablo".

 

Catherine McKinley, Autora: De hecho, el índigo es una maleza. El proceso de transformar índigo de esta hojita verde a un tinte es un proceso muy delicado, así que solo los más hábiles

pueden hacerlo.

 

Rabbit Goody, Tejedora: Una de las cosas más formidables de teñir con índigo es que la tina de tinte es verde, no azul. Y cuando introduces una tela como el denim a la tina del tinte, sale verde. Luego, a medida que se oxida en nuestra atmósfera, se vuelve azul. Es magia. Teñir con índigo es mágico.

 

Catherine McKinley, Autora: En muchas culturas, la tela de índigo tiene una importancia espiritual. En África, la tela se considera la capa siguiente a la piel. Sostiene el alma de la persona, su espíritu. Los africanos tienen una larga historia trabajando el índigo y conocían el proceso especial para hacer el tinte y teñir tela.

 

Seth Rockman, Historiador: Por supuesto muchos africanos cautivos que fueron esclavizados en el nuevo mundo trajeron con ellos el conocimiento de cómo extraer el azul de la planta, y de cómo fijar el azul a las telas. La planta de índigo es una de las formas en que la tenencia de esclavos se vinculó con las fortunas económicas del experimento colonial en las Américas.

 

Catherine McKinley, Autora:  A mediados de los 1700, había mano de obra que había sido traída de África, y la planta de índigo se presenta como esta cosa que tiene una posibilidad económica. Y cuando a eso le agregas que mueves el tinte de una punta del mundo a la otra, solo incrementa su valor. Eliza Lucas se benefició enormemente del impacto de este negocio.

 

Daina Ramey Berry, Historiadora: A Eliza Lucas se le ha atribuido literalmente haber producido índigo en Norteamérica. Se la reconoce como botánica. Incluso aparece en libros de texto de primaria y secundaria.

 

Catherine McKinley, Autora: Eliza Lucas era la hija de un gobernador colonial. Había estudiado botánica, y cuando Eliza era adolescente, su padre le compró, entre muchas otras plantas, índigo.

 

Evan Morrison, Coleccionista: El obsequio quizás vino de Antigua. El sur necesitaba algo para agregarle a la rotación de cultivos y el tabaco ya se cultivaba aquí. El arroz se cultivaba aquí. Agregar índigo a la rotación de los cultivos fue una manera de hallar una ganancia adicional.

 

Daina Ramey Berry, Historiadora: Una vez que las semillas de índigo caen en manos de Eliza, toman vuelo en cuanto a producción. Índigo era el segundo cultivo comercial después del arroz en Carolina del Sur. En la víspera de la Revolución Estadounidense, más de 1 millón de toneladas de índigo se enviaron por mar al extranjero.

 

Eliza Lucas probablemente era una de las productoras de índigo más conocidas en la Norteamérica colonial. Pero las manos de Eliza no estaban azules. No se ensuciaba las manos con el cultivo de índigo. El conocimiento de cómo cultivar índigo venía de los esclavos. Ellos hacían el trabajo que le permitió a ella convertirse en esta gran plantadora, como se le conoce.

 

Catherine McKinley, Autora: El índigo realmente sintetiza este problema de cómo comenzamos a contar la historia de la gente en cautiverio y cómo documentamos sus contribuciones a EE. UU., y particularmente, a la historia del denim.

 

Daina Ramey Berry, Historiadora: Conocemos los nombres de todas las personas esclavizadas por la familia Lucas y Pinckney.

 

SOT:  "Isaac, Pompey, Molly, y su hija, Nanny... Mary y sus hijos, Prince y Be..."

 

Daina Ramey Berry, Historiadora: Estas son generaciones enteras de familias. No hablamos solo de un esposo y una esposa, o una mamá y un papá. Vemos abuelos en la lista.

 

SOT: "Nanny y sus hijos. Juno..."

 

Daina Ramey Berry, Historiadora: Son los que vinieron de comunidades que teñían todo tipo de telas con colores hermosos. Son los que sabían cómo usar el índigo y crearon generaciones enteras de riqueza para estas familias blancas, dueñas de los esclavos.

 

Evan Morrison, Coleccionista: En el siglo XIX, el denim realmente dominaba, porque es un tejido fuerte. Con el aumento de productos duraderos de algodón, el denim se volvió la segunda piel usada como tela con la que se hacía ropa para trabajos difíciles.

 

Seth Rockman, Historiador: A medida que la producción de algodón norteamericano comienza a hallar su lugar en las décadas de 1810 y 1820, los molinos en Rhode Island, en Massachusetts, y en Nuevo Hampshire necesitan una fuente de algodón. Y la única fuente para hacer de estos molinos una opción económicamente viable es el algodón que cultivan los hombres, mujeres y niños esclavos del sur de Norteamérica.

 

SOT: Algodón de Alabama, de Luisiana, de Texas, de Misisipi, de Georgia, de Charleston. Se necesita 1 kg de algodón para hacer un par de jeans...

 

Rabbit Goody, Tejedora: Si sigues el camino del algodón cultivado en el sur de este país, se enviaba al norte, se hilaba hasta obtener jeans azules, y luego se enviaba de regreso al sur. ¿Adónde iba? ¿Quién lo usaba?

 

Daina Ramey Berry, Historiadora: Hay una base de datos llamada "Libertad en movimiento" que ha catalogado, con la colaboración de muchos, los avisos de esclavos fugitivos de todos los EE. UU. Los dueños ponían un aviso que describía a la persona minuciosamente con lo que llevaban puesto al huir. Qué ropa llevaban, qué tipo de ropa, de qué color era la ropa.

 

SOT: "Vestía al irse, jeans oscuros, y un sombrero negro".

"Cargaba un abrigo de tela azul, jeans azules, y dos o tres pares de pantalones bombachos".

"Tenía puesto un abrigo azul de jean y pantalones a rayas".

"...abrigo marrón de jean, y jeans azules..."

"Jeans marrones nuevos".

"Jeans mixtos, levita, y pantalones bombachos".

"Un par de jeans".

"...un sombrero de seda negro, un vestido casero de jean azul".

 

Daina Ramey Berry, Historiadora: Hay avisos muy detallados sobre personas esclavizadas. Y los esclavos estaban usando jeans.

 

Seth Rockman, Historiador: Esta es una historia en que el trabajo forzado produce la materia prima que se exporta de una región a otra región y que luego es revendida en un ciclo continuo. Un creciente número de esclavos norteamericanos llegarán a usar tela que se fabrica en EE. UU., que viaja bajo varios nombres, para la que a veces se usa la categoría general de "tela de negros". Esta es una de las cosas más significativas de la ropa. Las maneras en las que puede usarse, para que los individuos manifiesten su propia identidad, pero también en las maneras en las que una sociedad dominante puede estigmatizar a las personas.

 

James Sullivan, Autor: Así que los jeans azules claramente existían, preceden a Levi Strauss. Hablamos de granjeros, obreros industriales. Los mineros usaban denim. Los esclavos de Norteamérica a menudo se vestían con denim.

 

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Básicamente, cualquier tipo de trabajo pesado que uno se pueda imaginar a finales del siglo XIX, tendría gente usando denim. Los jeans existían, pero se rasgaban. Se rasgaban y se gastaban, y se hacían jirones. Se volvían inutilizables. No duraban tanto.

 

Melissa Leventon, Curadora: Quien haya roto alguna vez una costura por el uso constante sabe que hay ciertos puntos en las estructuras de las prendas que sufren más que otros.

 

James Sullivan, Autor: Así que Jacob Davis es el héroe olvidado aquí.

 

Evan Morrison, Coleccionista: Jacob Davis era un sastre en Reno, Nevada o por ahí cerca en 1870.

 

Stephen Aron, Historiador: Nevada era una de las grandes bonanzas del momento. Hay un enorme movimiento de gente. Y se hacen grandes fortunas con las minas de oro. Pero las fortunas más grandes que se hacen no las hacen buscadores de oro individuales, sino la gente que les vende productos a los mineros.  

 

Evan Morrison, Coleccionista: Se le acercó una mujer a Jacob Davis y le dijo: "Tengo un esposo corpulento que no deja de romper sus pantalones de trabajo, quisiera que le fabrique un par que resista". Él pensó: "Bueno, tengo todas estas arandelas y remaches que la gente usa en las sillas de montar. Se los agregaré a todos los lugares donde rompe los pantalones". Entonces se los agregó a lugares como la bragueta y la boca de los bolsillos, incluso en la boca del bolsillo trasero, que es un bolsillo de parche.

 

Melissa Leventon, Curadora: Al cliente le encantaron. Obviamente, se difundió de boca en boca. Pronto tenía más clientes de los que podía manejar, y quería agrandar el negocio, pero era un hombre en una sastrería en Reno, Nevada. Así que se puso en contacto con Levi Strauss, quien era su proveedor de textiles en San Francisco, y le ofreció asociarse. Básicamente le dijo: "Hagamos juntos este negocio. Necesitamos una patente. La sacaremos, y luego haremos estos pantalones remachados, porque tú tienes los recursos para crecer el negocio". Levi estuvo de acuerdo. Los dos presentaron la patente y la recibieron en 1873.

 

SOT: El diseño básico no ha cambiado en casi un siglo y medio. Hoy, todo par de jeans azules de Levi tiene seis remaches de cobre que le aseguran la longevidad a cada par de pantalones.

 

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Los remaches fueron cruciales para un diseño duradero. Fue como hacer una especie de armadura para tu cuerpo, que resistiera todo.

James Sullivan, Autor: Al agregar los remaches de cobre, el producto se vuelve la prenda de trabajo más durable disponible para cualquier trabajador norteamericano.

SOT: ¡Busco los mejores jeans!

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: A fines del siglo XIX, los norteamericanos todavía trabajaban, en su gran mayoría, con las manos. Cerca del 70% de los trabajadores estaban en granjas, en fábricas, en minas o en la construcción. Por supuesto, esto creó un enorme mercado para los jeans. Pero al principio los jeans no eran llamados así. Se llamaban overoles de cintura.

James Sullivan, Autor: Los overoles eran tan populares culturalmente que los jeans eran una versión acortada: overoles sin la pechera. De ahí viene el término "overoles de cintura".

Evan Morrison, Coleccionista: Así que en 1890, terminan los 17 años de patente exclusiva sobre este bolsillo reforzado con remaches de Levi Strauss y compañía. Ahora cualquiera puede usar el bolsillo reforzado con remaches, y todos lo hacen.

Melissa Leventon, Curadora: Cuando pierden la protección de la patente, aparecen remaches por todos lados, hay logos de imitación y marcas por doquier.

Evan Morrison, Coleccionista: Aparecen empresas llamadas: No puedes romperlos, No puedes rasgarlos, Nunca se rasgan, y Nunca se desgastan.

James Sullivan, Autor: Había marcas como Oso negro, Dobleuso, Quedan.

Melissa Leventon, Curadora: Y Te quedan.

Evan Morrison, Coleccionista: Jefe del camino...

James Sullivan, Autor: Tuerca dura.

Evan Morrison, Coleccionista: Fortaleza...

Había un montón de empresas que buscaban vender su versión del pantalón de trabajo en la sociedad, y empezamos a ver una gran evolución con los jeans.

Melissa Leventon, Curadora: Comenzamos con un bolsillo y una bragueta con botones.

James Sullivan, Autor: No había presillas. La mayoría de las personas usaba tirantes.

Evan Morrison, Coleccionista: Pero en la minería no podías tener una tira por el hombro que pudiera engancharse y causar un derrumbe en la mina. Así que varios se pasaban una soga alrededor de la cintura.

Melissa Leventon, Curadora: Luego se agregó un segundo bolsillo, y también un ceñidor de cintura.

Evan Morrison, Coleccionista: Luego agregaron cremalleras...

James Sullivan, Autor: Presillas...

Melissa Leventon, Curadora: Había un remache en la entrepierna. La gente se quejó de ese remache durante años. Creo que estuvieron felices cuando lo sacaron, y nunca volvieron a ponerlo.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: El pantalón de denim estaba cambiando, y también Norteamérica. Esa imagen de alguien vestido en denim, al llegar el siglo XX, se ha idealizado, inevitablemente. La realidad es que gente de todas las edades, razas, y géneros usaban ropa de denim en esta época. Aparceros en el sur, inmigrantes chinos en el tren transcontinental...

Stephen Aron, Historiador: A medida que se difunde la noticia de la fiebre del oro no solo por la nación, sino por el mundo, gente de todo el mundo atraviesa, y a veces se queda en San Francisco, convirtiendo a San Francisco de repente, en una ciudad en auge, pero además en un lugar de mucha diversidad, un lugar más cosmopolita que cualquier otro lugar en la faz de la tierra.

James Sullivan, Autor: Había en San Francisco un clamor por darle prioridad a lo local en ese momento. Estaba la idea de que personas de otros lugares venían a quedarse con nuestros empleos.

Stephen Aron, Historiador: La reacción negativa incita a crear un movimiento político, que toma como su plataforma central ver la expulsión de la mano de obra china.

Evan Morrison, Coleccionista: Aumenta visiblemente el racismo en las décadas de 1880 y 1890. "Ningún chino hizo tu ropa" y "Hecho por mano de obra blanca solamente".

James Sullivan, Autor: Porque Levi era una empresa con base en San Francisco, decidieron: "No contrataremos gente china. Les daremos el empleo a los blancos locales".

Daina Ramey Berry, Historiadora: Es un desafío para nosotros que mientras aceptamos cómo llegamos a estar aquí, tenemos que aceptar todas las partes de la historia. Los jeans son un gran ejemplo para pensar en la historia del país, y una manera de entrar en partes de la historia que no habíamos tratado.

Evan Morrison, Coleccionista: Durante la Gran Depresión y la Ley de Seguridad Agrícola y la contratación de fotógrafos para ir por el país documentando la vida diaria, el denim se convirtió en un símbolo para nuestra nación. Ves gente en la costa oeste usando jeans, y gente trabajando

en puertos y astilleros. Ves gente en el Empire State sentada en las vigas durante el almuerzo. Y ves a granjeros del tabaco con overoles gastados por el sol y se convirtió en una identidad común que creo que ayudó al país a sentirse unificado incluso en tiempos oscuros.

SOT: Los cuchillos cortan, las pilas se hacen altas. El sol golpea en el cielo de agosto. Construimos nuestra libertad y fuerza de esta manera. Aún la construimos juntos.

James Sullivan, Autor: Hasta la década de 1930 aproximadamente, el denim se usaba por necesidad.

SOT: Cuando nos unimos somos difíciles de parar. Trabajando juntos...

James Sullivan, Autor: No fue sino hasta esos años y más allá, que el producto pasó de ser una necesidad a ser una moda. Mucho de eso tenía que ver con la nostalgia por el oeste norteamericano.

SOT. Clip de un Wéstern: ¡Oye, regresa con los caballos!

Holly George-Warren, Autora: Gracias a los wésterns, los vaqueros se convirtieron en la figura norteamericana que nos ayudó a salir de la Gran Depresión en cierta manera. No teníamos realeza como en Inglaterra y otros países europeos, pero teníamos vaqueros que usaban jeans azules.

SOT. Clip de un Wéstern: Muchas gracias.

Holly George-Warren, Autora: Eran nuestros caballeros de radiante armadura.

SOT. Clip de un Wéstern: Sígame, señora, y jamás se perderá. Por aquí.

Stephen Aron, Historiador: Es difícil para la gente de hoy día apreciar realmente lo importantes que fueron los wésterns. A medida que el país pasa de ser una nación rural y agraria a una en la que la mayoría vive en ciudades o pueblos, hay una aceptación nostálgica del mundo del lejano oeste perdido, y los vaqueros en esos wésterns casi siempre usaban jeans.

Sin embargo, no hay duda de que cuando miramos mejor a las formas en que los jeans llegaron al oeste, la historia resulta mucho más problemática. Las historias que contamos son todas de gente blanca. De hecho, la realidad de la vida en el oeste norteamericano era mucho más multiétnica. Una parte significativa de la fuerza laboral era gente de color... gente de México, nativos norteamericanos, afroamericanos que eran entre una octava y una cuarta parte de la fuerza laboral. Tenemos una realidad mucho más complicada que contrasta con lo blanco de esas figuras en los wésterns.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Claro, la versión del vaquero de Hollywood era el comienzo de la expansión del denim más allá de la clase trabajadora. Ahora, este cambio sucede en una era de gran división económica. La gran mayoría de la gente tenía dificultades durante la Gran Depresión, pero siguió habiendo una clase de individuos, una élite. Seguían viajando. Seguían comprando.

SOT. Canción: Si quieres ser un vaquero. 

Solo sígueme 

Si vas al oeste…

James Sullivan, Autor: Una consecuencia en ese momento fue que surgió la idea del rancho para turistas. Eran básicamente unas vacaciones como en espá para los ricos del este.

SOT. Canción: Consigue unas chaparreras lanudas 

O unos frijoles enlatados 

Ensilla un caballo salvaje

y sal por el camino

Adrienne Rose Bitar, Historiadora: Por el colapso de muchas fuentes de ingreso dependientes de la ganadería y otras actividades agrícolas tradicionales, muchos ranchos ganaderos dirigieron su atención al turismo, que era una fuente de ingreso más confiable.

SOT. Canción: Los vaqueros del rancho exigen el mejor asado 

Una vez comieron frijoles y tocino, 

Ahora codorniz sobre tostada

Adrienne Rose Bitar, Historiadora: Muchos de estos ranchos quedaban muy lejos. Podías tomar hasta 2 semanas viajando en tren y a caballo.

Eran lugares caros. Aceptaban invitados que pagaban para participar en todas las tareas del rancho, como arrear y marcar ganado.

SOT. Canción: Cada vaquero es como una guía 

Él está arreando los rayos de luna 

Para la dama a su lado

Melissa Leventon, Curadora: Esta fue una oportunidad para las mujeres, en particular. La sociedad estadounidense no se sentía del todo cómoda con la idea de que las mujeres usaran pantalones en los años 30. Las prendas bifurcadas parecían tan poco femeninas.

Adrienne Rose Bitar, Historiadora: Vacacionar era un laboratorio seguro, especialmente para las mujeres. Cuando se veían al espejo, y creo que varias lo hacían, no veían la versión de sí mismas de Connecticut o de Rhode Island, veían a la vaquera de las películas. El denim les permitió a las mujeres ensuciarse, cazar, pescar y cabalgar. Creo que los jeans azules en un rancho para turistas no solo les permitieron a las mujeres moverse con más libertad, de experimentar sus cuerpos de manera diferente, pero quizá también les permitió pensar con más libertad, repensar su posición en la sociedad norteamericana.

James Sullivan, Autor: Fue una de las primeras veces en que las mujeres se sintieron cómodas para decir: "¿Sabes qué? Me gusta usar este tipo de ropa. La usaré". Así que los fabricantes de jeans azules del país se dieron cuenta de que había un mercado importante por conquistar con la creación de una línea de jeans azules para mujeres.

Melissa Leventon, Curadora: Así que empiezas a ver que el diseño comienza a seguir la moda de una manera que no lo había hecho antes cuando eran pantalones de trabajo nada más.

Adrienne Rose Bitar, Historiadora: Los jeans entraron al mundo de la moda en los años 30 porque funcionaban como recuerdo y también como símbolo de riqueza y prestigio. Irónicamente, en cierta forma, la ropa del hombre trabajador se convirtió en símbolo de que pertenecías a la clase ociosa.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Esa es la dicotomía que se representaba en la yuxtaposición entre las fotos de Dorothea Lange en el Dust Bowl y las de Lady Levi's en Vogue. Pueden coexistir porque había una desigualdad extrema en Norteamérica.

SOT: Desde el 16 de octubre de 1940, millones de hombres se unieron a las fuerzas armadas para defender nuestro país y nuestra vida democrática.

Melissa Leventon, Curadora: Para muchos hombres y mujeres, la Segunda Guerra fue la primera vez que usaron jeans.

SOT: En cuanto el barco zarpó, cayeron las corbatas. Los soldados usaban overoles y los sombreros blancos tradicionales estaban teñidos de azul. Aquí están los hombres que pelearán.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: La Segunda Guerra es un momento donde el denim pasa a ser global en cierto sentido.

James Sullivan, Autor: Cuando los norteamericanos combatieron en el extranjero los soldados, cuando estaban fuera de servicio, en muchos casos usaban jeans azules, y los locales lo notaron y pensaron: "Parecen estrellas de cine, se ven geniales. Lucen como queremos lucir".

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Durante la década de 1940, por el patriotismo alrededor de la Segunda Guerra, el denim casi que se convirtió en el azul en el rojo, blanco y azul de la bandera del país. Rosie, la Remachadora es un clásico ejemplo de esto.

SOT. Canción: Hay algo cierto sobre el rojo, blanco y azul 

Sobre Rosie, la Remachadora

Melissa Leventon, Curadora: Rosie, la Remachadora era una pintura de Norman Rockwell que terminó siendo la cubierta del The Saturday Evening Post. Era como la típica mujer norteamericana, que cuando los hombres se fueron a pelear a Europa, echó una mano, e hizo su parte.

SOT. Canción: Todo el día 

Llueva o salga el sol 

Ella es parte de la línea de ensamblaje 

Hace historia trabajando por la victoria, 

Rosie, la Remachadora

James Sullivan, Autor: Con tantos hombres en el extranjero, algo como seis millones de madres e hijas de repente iban a trabajar diariamente, y en gran parte usando denim.

SOT: Meseras, vendedoras, esposas... estas chicas están listas para afrontar el trabajo de producir armas y otros equipos esenciales para nuestras fuerzas armadas.

SOT. Canción: Rosie, Rosie, Rosie, Rosie 

trabajando en la línea de ensamblaje

SOT: Un día único para Norteamérica y sus aliados. Qué alegría al sentir el sabor de la victoria. Qué dulce la recompensa de la paz. De todos los campos de batalla vuelve a casa a una bienvenida digna de un soldado.

Melissa Leventon, Curadora: ¿Qué pasó cuando los soldados que usaban denim en el extranjero vuelven a casa? Siguieron usando denim. ¿Por qué no? Son pantalones geniales. Cómodos. Duraderos. Se habían acostumbrado. Les gustaban. ¿Por qué no?

Bill Hayes, Autor: Los veteranos de la Segunda Guerra regresaban. Obviamente habían sufrido mucho. Sintieron mucha camaradería. Sintieron mucha hermandad en las trincheras. Y regresaron a una vida muy formal de 9:00 a 5:00, que para algunos no funcionaría. Pero la combinación de una gran moto y denim, sí funcionaba.

SOT. Canción: Usaba pantalones de denim negro y botas de motociclista 

Una chaqueta de cuero negro con un águila en la espalda

Bill Hayes, Autor: Todos usan jeans. Una camiseta con un paquete de cigarrillos enrollado en ella, y te veías muy fuerte. Los motociclistas se convierten en los forajidos modernos.

SOT. Canción: Él nunca se lavaba la cara y tampoco se peinaba 

Tenía grasa debajo de las uñas

Melissa Leventon, Curadora: La idea del forajido, que siempre ha tenido un gran peso en la imaginación popular del país, de hecho, la promocionaban las películas, y se vinculaba en particular con los jeans.

James Sullivan, Autor: Se ve mucho en el Hollywood de los años 50, perfectamente representado por Marlon Brando en la película de motociclistas The Wild One. El personaje de Brando, que era, por supuesto, el tipo al que le preguntan: "¿Contra qué te rebelas?".

SOT. Clip de la película The Wild One: Oye, Johnny, ¿contra qué te rebelas?

James Sullivan, Autor: Y él dice...

SOT. Marlon Brando. Clip de la película The Wild One: ¿Qué tienes?

James Sullivan, Autor: Como: "No sé contra qué me rebelo. Solo lo hago".

Bill Hayes, Autor:  El resultado era impredecible. Muchos de los adolescentes quizá no querían convertirse en Wally o Beaver.

SOT. Beaver. Clip del Programa Leave it to Beaver: Pero mis amigos me llaman Beaver. 

Mujer: ¿Puedo llamarte Beaver? Quisiera que fueras mi amigo. 

SOT. Beaver. Clip del Programa Leave it to Beaver: Está bien.

Bill Hayes, Autor:  Podían tomar la decisión, y parte de ella era usar jeans.

SOT. Película sobre la Adolescencia: La adolescencia son años de agitación y confusión. Son años de cambio físico y glandular. Los padres de casi todo niño hallan la edad de la pubertad o adolescencia temprana llena de problemas.

Holly George-Warren, Autora: Luego de la Segunda Guerra, apareció "el adolescente" como hoy lo conocemos.

SOT. Película sobre la Adolescencia: Sus acciones pueden parecer excesivas, pero es normal. Parecen pasar horas en actividades totalmente inútiles.

James Sullivan, Autor: Antes de la Segunda Guerra, eras una persona joven que vivía en su casa, e iba a la escuela, o cuando terminabas la escuela, entrabas a trabajar. Contribuías con el ingreso familiar.

Luego de la Segunda Guerra, la clase media explotó. Las familias les podían ofrecer a sus hijos más tiempo libre, más independencia.

SOT: ...el vaquero adolescente rocanrolero.

Holly George-Warren, Autora: La economía del consumo estaba en auge y se volvió la forma de ser norteamericana: gastar dinero, comprar cosas, y vestirse bien, subir en la cadena alimenticia.

SOT: Reúnanse, niños. Hoy les daré un vistazo de lo que el adolescente bien vestido está haciendo en cuanto a diversión y moda.

James Sullivan, Autor: Si los adolescentes decidían trabajar, podían usar ese dinero para su beneficio, para su tiempo libre. Podían comprarse sus autos. Compraban sus discos. Ayudaron a crear el rocanrol.

SOT: Adolescentes... son geniales.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Los jeans fueron como vinculados irreparablemente con lo genial. Y ser genial se volvió el ideal que todos buscaban.

SOT: La madre de Kay quizá tenga otra opinión sobre lo que queda mejor. Pero, claro, la madre tiene ideas antiguas.

Melissa Leventon, Curadora: Es como que: "¿Lo que quieren hacer mamá y papá? Dios mío. Ni puedo hablarles. No quiero usar lo que están usando".

SOT: El adolescente es egocéntrico.

Melissa Leventon, Curadora: El carisma de la desviación es poderoso.

SOT: Su desaliño es tan deliberado como ofensivo.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Durante los años 50, el denim se asocia cada vez más con pandillas de motos y delincuencia juvenil. Creo que había miedo, entre los adultos, de que, si los adolescentes se ponían un par de jeans, se convertirían en delincuentes automáticamente de alguna manera.

Holly George-Warren, Autora: Los sistemas escolares empezaron a prohibirlos porque identificaban a los chicos que los usaban como las "semillas malas". Iban a golpear a una ancianita y robarle su cartera o lo que fuera.

James Sullivan, Autor: La generación de padres comenzó a reprimirlos, con lo cual bajaron las ventas. De repente, las familias evitaban comprar jeans.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Las empresas de denim comenzaron a preocuparse. Como resultado, muchas de las empresas importantes se unieron para formar el Consejo del Denim.

SOT. Clip de Película del Consejo del Denim: Más gente que nunca usa denim. Habría que mirar bien lejos para hallar a un norteamericano de cualquier edad que nunca haya usado jeans.

Holly George-Warren, Autora: Comenzaron toda una campaña para tratar de contrarrestar el estilo del jean azul "malo" con el estilo bueno. "Esta es la forma correcta de usar jeans, y es genial con una linda camisa. Este muchacho se ve muy saludable". Y luego estaba "Este es el jean azul malo". Es más la del chico de pelo largo, grasoso, y todo ese tipo de cosas. ¿Ves? Hay una diferencia. Puedes ser un buen chico y usar jeans.

SOT. Clip de Película del Consejo del Denim: El denim es genial para los deportes. Parece que este chistoso se arroja tratando de probarlo. La gente usa jeans para trabajar y para relajarse.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Intentaron crear el Día Nacional del Denim. Había todo tipo de campañas alrededor del país que eran todas sobre el descubrimiento de Norteamérica. Eran de vaqueros, de aventuras, e historia.

SOT. Clip de Película del Consejo del Denim: El denim azul es un símbolo de nuestro espíritu pionero. Se remonta al inicio de Norteamérica. Hombres en denim abrieron la puerta del viejo oeste, y construyeron nuestros puentes y rascacielos.

James Sullivan, Autor: Esa serie de publicidades ayudaron a revertir la tendencia de los jeans.

SOT. John F. Kennedy: En los últimos meses, nos llegaron más solicitudes para el Cuerpo de Paz.

James Sullivan, Autor Para los primeros años de la década de los 60, el Cuerpo de Paz, la iniciativa de JFK de enviar jóvenes por el mundo a realizar buenas acciones, usaba jeans azules. Ese era su uniforme. Ya no solo los chicos malos usaban los jeans azules.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Una cosa que es interesante de este período es que las empresas de denim pasan mucho tiempo en los años 50 intentando alejarse de la imagen rebelde y luego llegan los años 60.

SOT: Los hippies hicieron una escena colorida con trajes salvajes, baile desinhibido, y un jugueteo general.

Tanisha Ford, Historiadora: Cuando pensamos en la historia del denim en los años 60, casi automáticamente pensamos en los hippies, con sus pantalones acampanados, y su ropa desteñida, pero no solo los hippies usaban esa ropa.

SOT. Martin Luther King Jr.: Un hombre muere cuando se rehúsa a pelear por la justicia. Un hombre muere cuando se rehúsa a pelear por lo que cree cierto. Así que pelearemos aquí mismo.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: La imagen clásica del movimiento por los derechos civiles es Martin Luther King Jr. y él y muchos de sus compañeros más cercanos usaban trajes y camisas abotonadas, un enfoque muy elegante.

SOT. Martin Luther King Jr.: Podremos unir las manos y cantar en las palabras del antiguo espiritual negro, libres al fin, libres al fin, gracias a Dios Todopoderoso somos libres al fin.

Jonathan Square, Historiador de la Moda: Al ser un hombre de ascendencia africana, mucho dependía de su auto-representación. Debía presentarse ante el mundo como una persona respetable, porque ya tenía parte en contra por ser un hombre negro.

Tanisha Ford, Historiadora: El enfoque elegante oscureció el hecho de que en ese entonces había jóvenes universitarios que decían: "Nosotros usaremos denim, porque queremos mostrar que nuestros lazos políticos son con los trabajadores negros y pobres y no con la burguesía negra". Estos jóvenes, una vez que dejaron la universidad de Howard, la de Fisk, la de Tougaloo, para dirigirse al sur, dijeron: "Vamos a usar denim junto a la clase trabajadora y aparceros que han tratado por décadas de luchar “por su derecho a votar". Eran rebeldes con causa.

SOT: Libertad...Libertad 

Libertad, libertad

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: Para los jóvenes protestantes negros, es muy riesgoso usar lo que usan, porque ya tienen la presión sistémica contra ellos asumiendo que son de una clase o condición más baja en la sociedad. Así que usar un cierto estilo de ropa que se alinea con la clase trabajadora es absolutamente audaz.

SOT: Resiste

Tanisha Ford, Historiadora: A medida que este movimiento sureño se esparce y gana la atención nacional de los medios, ahora están los estudiantes blancos que deciden ir al sur a ayudar con la organización.

SOT: Todos aquí somos blancos y negros

Tanisha Ford, Historiadora: Cuando estos estudiantes blancos regresan al norte, regresan usando denim.

SOT: Resiste, resiste

Tanisha Ford, Historiadora: Este es el estilo de la rebelión joven en los años 60.

Letrero: Muerte para las políticas sucias de EE.UU.

Letrero: No vote, vomite

SOT: Representan una nueva forma de rebelión social. Se visten de maneras raras y coloridas. Los hippies son muy interesantes...

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Los años 60 son cruciales en la historia del denim.

SOT: Son modernos, buenos...

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Como para el movimiento por los derechos civiles, para los hippies, la vestimenta era una forma de activismo político.

SOT: Claro que es una manera totalmente distinta de vivir, de pensar. Muchos de los civiles no tienen idea. Pero es divertido. Es divertido ser extraño.

Holly George-Warren, Autora: Había gran énfasis en la contracultura sobre la creatividad, la individualidad, y la autoexpresión.

Tommy Hilfiger, Diseñador: La gente embellecía sus jeans. Les cosían flecos... Les ponían plumas.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Les ponían parches.

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda Los pintaban.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Los bordaban y cortaban.

Tommy Hilfiger, Diseñador De repente sus jeans eran lienzos. Había un factor de genialidad. Cuando las estrellas de rock empezaron a usar denim, se volvieron incluso más geniales. Estaban The Who, y Janis Joplin, y los Doors, los Rolling Stones, Led Zeppelin... Entonces todo el mundo quería usarlos.

SOT. Canción Woodstock. Crosby, Stills, Nash and Young: Para cuando llegamos a Woodstock.

Holly George-Warren, Autora: Woodstock, esa película amplió por completo nuestra idea de moda. Yo era una niña en Carolina del Norte y cuando la vi, pensaba: "Quiero usar ropa así".

Melissa Leventon, Curadora: El denim fue el uniforme de esa generación, y muchas de las empresas de denim le sacaron provecho.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Es interesante ver ese caso práctico de Levi's, porque en los años 50 intentaron alejarse de la contracultura. Y luego, para 1971, usaron una toma aérea de la multitud en un festival de música y le plantaron el logo de Levi's encima y eso fue todo.

James Sullivan, Autor: Se dijo que "Los niños de los años 60 llegaron como tribu y se fueron como mercado". Eran el mercado de los jeans azules.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Al empezar los años 70, el hippie chic está en todos lados.

Tanisha Ford, Historiadora: La industria de la moda es tomada por estos jóvenes radicales. Hay publicidades de diseñadores que sugerían que: "El verdadero movimiento de la libertad está en tus jeans".

Jonathan Square, Historiador de la Moda: Es irónico, ¿no? Si vas a una década antes, la juventud usaba denim como una forma de rebelión. A llegar a los años 70, el denim es una mercancía.

Valerie Steele, Historiadora de la Moda: La industria de la moda asimila estilos subculturales auténticos y los vuelve parte del sistema. Parezca peligroso o totalmente trivial, la industria de la moda toma cualquier apariencia o parada genial y la promociona si ve un público para ella.

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: Comenzamos a ver que los pantalones de denim se vuelven un producto muy lucrativo. Eran como un gran lienzo en blanco para que los diseñadores se expresaran.

Tommy Hilfiger, Diseñador: Cuando tenía 16, estaba enamorado de la música y los músicos, y no podía tocar, así que no podía ser músico, pero quería verme como estrella de rock. Así que abrí una tiendita llamada People's Place y empecé a vender jeans. En un momento pensaba: "Podría diseñar mejores jeans de los que les compramos a los vendedores".

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: La industria de la moda se da cuenta de que hay un mercado masivo para todas las cosas de denim. Ahora es elegante, de tiro alto, ajustado...

Se asocia cierto tipo de glamur a los jeans por primera vez.

Tommy Hilfiger, Diseñador: Fue un punto crucial que se convirtió en la era del diseñador de jeans. Estaba Gloria Vanderbilt, Calvin Klein...

Jonathan Square, Historiador de la Moda: Halston.

Tommy Hilfiger, Diseñador: Sasson.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Fiorucci.

Tommy Hilfiger, Diseñador: Sergio Valente. Intentábamos superarnos con algo sexi. Cuando Brooke Shields, de jovencita, estuvo en el póster de Calvin Klein, creo que llamó la atención.

SOT. Brooke Shields en Publicidad de Calvin Klein: ¿Quieres saber qué se interpone entre mis Calvin y yo? Nada.

SOT. Publicidad de Calvin Klein: Jeans Calvin Klein.

Tommy Hilfiger, Diseñador: Todos dijeron: "Esto es un nuevo nivel".

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Es como una oleada en toda la industria.

Holly George-Warren, Autora: La gente comenzaba a verbalizar lo que todos sabían hacía 100 años, que los jeans son sexis.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: Para fines de los años 70, los diseñadores estaban socavando la jerarquía de la moda.

Melissa Leventon, Curadora: Hacen que sea aceptable para cualquiera usar un par de jeans

en cualquier momento y lugar.

Valerie Steele, Historiadora de la Moda: Los jeans socavaban la idea de lo que se suponía que era la moda. Eran parte de una democratización más general de la moda. De repente se hizo posible usar jeans en casi todas las situaciones.

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: A fines de los años 70 en el Bronx, Nueva York, comenzamos a ver que emerge el hiphop. Y los jeans se convierten en una especie de uniforme. 

Tanisha Ford, Historiadora: Para los afroamericanos, un par de jeans de diseñador tenía mucho valor. Por eso hay lenguaje que sale directamente del hiphop, como "original", "genial", "súper". Porque eso hablaba del valor de la ropa.

Tommy Hilfiger, Diseñador: El hiphop cambió el denim de una manera importante. Las estrellas de hiphop iban de gira y hacían videos para MTV y usaban ropa genial. La manera en que la usaban era muy distinta.

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: A principios de los años 80, con bandas como Run DMC, hay una apariencia más tradicional, pero después son más holgados.

Tanisha Ford, Historiadora: Luego comenzaron a usar marcas como Ralph Lauren, Nautica, y Tommy Hilfiger. Esas marcas representaban un estilo de vida del que los afroamericanos habían sido excluidos históricamente.

SOT. Helen Hunt: Quiero agradecerle a Snoop Doggy Dog y a todos en el programa. Fue maravilloso...

Jonathan Square, Historiador de la Moda: Cuando pensamos en esas marcas, pensamos en el club de campo o en navegar en yate.

Al poner una marca como Ralph Lauren o Tommy Hilfiger en sus espaldas, cambiaban el significado de la marca. Esta marca que se asocia con la identidad norteamericana, o la blancura, ahora se asocia con la cultura hiphop.

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: Vemos que los artistas de hiphop son capaces de hacer mezclas de sonido y... cosas con la música, pero también pueden vestirse y hacer mezclas con su propio significado. Tomar esa ropa, modificarla y usarla en cierta forma es subversivo. Porque está diciendo: "No debería estar usando esto, pero, mírame, lo estoy usando".

Letrero: Chanel. Colección Otoño/Invierno 1991

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: El hiphop ayudó a tomar el control de la narrativa del denim.

SOT: ¡K7 and the Swing Kids! ¡Paz!

​​Valerie Steele, Historiadora de la Moda: Los jeans son probablemente la única prenda así de icónica del siglo XX. Cada generación sigue redescubriendo cómo pueden ser significativos para ella.

Seth Rockman, Historiador: Los jeans son algo increíble para cualquiera que intenta contar una historia más amplia de los EE. UU. Te permiten hablar de esclavitud. Te permiten hablar de moda y consumismo. De lo genial y de la invención de lo genial. Tener todos estos temas bajo el mismo encabezado es realmente extraordinario.

Emma McClendon, Historiadora de la Moda: El denim y su historia es una metáfora perfecta dónde nos encontramos como cultura ahora mismo. Somos cada vez más conscientes de los silencios, de esos grupos que fueron ignorados. Exponer y celebrar estas narrativas que no han logrado formar parte de la típica historia de los jeans es parte del trabajo para cambiar nuestro entendimiento de la historia norteamericana.

Tanisha Ford, Historiadora: Fue un largo camino desde la "tela de negros" hasta el denim del hiphop y los jeans holgados que lideraban el mercado en los años 90. Aquí sentada con una chaqueta de denim, para mí es claro que podemos ver la rica complejidad en cuanto adónde hemos estado como pueblo, como nación.

Kim Jenkins, Historiadora de la Moda: La cosa con el jean es que cuenta una historia sobre quiénes somos. Es una prenda que casi guarda las huellas de nuestra historia... las arrugas, las rasgaduras, todo. Puedes repararla cuantas veces quieras, remendarla lo que quieras, pero las cicatrices de eso, la memoria, la memoria material permanecerá ahí.