Skip to main content Skip to footer site map

Declaración de la Directora Mariem Pérez Riera  

Haga clic aquí para ver la versión en inglés de este artículo. | Click here for the English language version of the article.

RITA MORENO, SOLO UNA CHICA QUE DECIDIÓ HACERLO  

La primera vez que entrevisté a Rita Moreno había preparado una serie de preguntas sobre los momentos más importantes de su carrera. En cuanto empezó a hablar, me vi inmediatamente reflejada en sus respuestas. Era como si estuviera hablando con un terapeuta que entendía exactamente por lo que yo había pasado. Me identifiqué con todo lo que decía; sus historias sobre la discriminación, las inseguridades que sentía por la forma en que los demás la percibían, sus complicadas relaciones amorosas y la constante necesidad de trabajar el triple para demostrar a los demás que era digna. Ahí fue cuando me di cuenta de que esta película no era solo un documental biográfico de la vida de Rita, sino una historia sobre todas las mujeres que se sienten solas en la lucha por hacerse valer en un mundo gobernado por los hombres.  

Mientras escuchaba sus historias me cuestionaba constantemente el sueño americano. ¿Hasta qué punto estamos dispuestos a pagar el precio? Hace 50 años Rita vivió dificultades y experiencias que, por desgracia, muchas mujeres siguen padeciendo, incluida yo. Así que decidí cambiar el documental para centrarme en el valor, los cambios, los altibajos de una valiente mujer inmigrante de color que intenta superar la discriminación, el odio y la humillación. Una mujer que cuando habla de sí misma, habla con y para muchos de nosotros.  

Mi objetivo con este proyecto es mostrar la increíble inspiración que representa Rita para todos nosotros y para lograrlo era importante captar su lado vulnerable y frágil cuando está fuera del escenario o con la guardia baja. Eso se convirtió en mi mayor reto. Quería que el público se identificara con ella; quería tener la oportunidad de ver a Rita desde otra perspectiva, una perspectiva íntima.  

Por eso una de las decisiones estéticas del documental fue seguir a Rita con un estilo «cinéma vérité»; verla en su vida cotidiana, sin maquillaje, en pijama. Llegábamos a su casa en Berkeley, California, a primera hora de la mañana para verla preparando su desayuno, o conduciendo hasta el plató en Los Ángeles, peinándose y maquillándose ella misma, o colocando los adornos para su propia fiesta de cumpleaños.  

Para mí, un documental biográfico debe hacer algo más que contar los acontecimientos importantes en orden cronológico, debe conmoverte emocionalmente y hacerte sentir que realmente conoces a la persona. Por eso tomé otras decisiones estéticas que revelan la esencia de quién es Rita.  

 La decisión detrás de cada lugar para todas las entrevistas fue muy importante para mí, pues quería que el espacio, el entorno y el ambiente capturaran su alma. Elegí espacios «vintage» en los que se pudiera entrevistar a los amigos y colegas de Rita. Estos espacios hablan de la época dorada del cine de Hollywood, que comenzó cuando Rita nació y continuó durante sus años de formación. La decoración, los colores de los muebles, la luz cálida, por ejemplo, debían asemejarse al gusto de Rita, y no estar muy distantes de un espacio que ella misma decoraría. La estética que utilizamos en estos lugares, indirectamente te hacía entender más sobre quién es Rita.  

Otro aspecto que quería explorar era el del niño interior que vive en todos nosotros y también en ella. Para reflejar esto, decidí utilizar la filmación fotograma a fotograma con las muñecas de papel. Estas muñecas eran muy populares en su infancia, y la muestran como una niña que ha sido moldeada a través de la ropa para «pretender» ser lo que el mundo exterior quiere que sea. Estaba acostumbrada a actuar como una muñeca que no tiene expresión y aceptaba todo lo que se le ponía encima.   

La música también desempeña un papel fundamental en este documental; la música lo es todo. Crea el ambiente, marca el ritmo y nos hace viajar en el tiempo y el espacio. Elegí el jazz como base de la banda sonora (¡y la compositora Kathryn Bostic hizo un trabajo excelente!), no solo porque es uno de los géneros favoritos de Rita, sino también porque representa la ciudad de Nueva York de esa época.  

Además, la música incidental tiene muchos significados, y estoy muy agradecida de haber incluido mis canciones favoritas: «Ella fue» (She was the One), de Fania All Stars (una banda de inmigrantes fundada en Nueva York en 1968), y «Lamento borincano», de Rafael Hernández, una canción que habla de la migración puertorriqueña. Y también «Puro Teatro» y «Fever» de La Lupe, una mujer contemporánea de Rita que también saltó a la fama y sufrió muchas de las mismas circunstancias que Rita en Nueva York. Todas estas canciones se relacionan directa e indirectamente con su historia.  

Durante los últimos pasos del proceso de edición, mientras buscaba una canción para terminar el documental, me vino a la mente «I wish I knew how it would feel to be free» (Me gustaría saber cómo se sentiría ser libre), interpretada por Nina Simone. Esta canción, que en el momento de su creación se convirtió en un himno del movimiento por los derechos civiles, me resuena como un himno a la vida de Rita. Uno podría preguntarse cuánto habría logrado si no hubiera tenido todas las limitaciones que se le impusieron por su raza y su género.   

«Me gustaría que pudieras saber lo que significa ser yo,  

entonces verías y estarías de acuerdo en que todo hombre (mujer) debe ser libre…  

Me gustaría poder hacer todas las cosas que puedo hacer…  

Y aunque voy con demora, comenzaría de nuevo».   

Esta letra adquiere otro significado cuando la escuchamos al final del documental. Escuchamos la voz de Nina Simone que comparte su dolor por desear ser libre, y al mismo tiempo podría ser fácilmente la canción de la vida de Rita. Nos ayuda a entender lo que se siente siendo ella al ser una mujer inmigrante frente a un mundo patriarcal blanco. Rita por fin se liberó de todas esas cadenas que la sujetaban, expresó lo que se siente ser ella y ahora, a sus ochenta y tantos, le llegó el momento de ser ella misma; viviendo su mejor yo. La voz de Rita se convierte en la voz de todas las mujeres, especialmente de todas las inmigrantes latinas en los Estados Unidos.  

SHARE

© 2022 WNET. ALL RIGHTS RESERVED.

PBS is a 501(c)(3) not-for-profit organization.